Home > Vida cotidiana > Mascotas

Perros

Coprofagia canina

La molesta costumbre que tiene el animal de comer sus heces ocasiona un evidente malestar en los dueños que no saben cómo reaccionar ante esta actitud. ¿Por qué se produce este comportamiento y de qué manera evitarlo?

Pagina nueva 1

La ingesta de excremento por parte del animal se denomina coprofagia. Es una de las consultas más frecuentes que reciben los veterinarios ya que los dueños no saben cómo comportarse ante semejante conducta.

Son muchos los motivos que se asocian a esta actividad indeseada. Entre los más habituales, podemos destacar:

1.- Enfermedades como por ejemplo la insuficiencia pancreática, infecciones o consumo de alimentos excesivamente grasos. Luego de ingerir las heces es frecuente que se ocasionen episodios de diarrea.

2.- El animal ingiere su excremento para llamar la atención de su dueño.

3.- La mascota ve que su dueño recoge las heces y lo imita.

4.- Otra de las posibilidades proviene de la madre y se relaciona con una conducta maternal ya que ésta, para mantener el ambiente limpio, se come los excrementos de sus cachorros para que no exista suciedad alrededor de ellos.

5.- Los perros que son mal alimentados pueden llegar a consumir sus propias heces para complementar la alimentación y así obtener los nutrientes faltantes.

Cómo revertir este comportamiento cuando no responde a una enfermedad física:

1.- Dejar que la mascota olfatee algún aderezo que no le gusta como por ejemplo una salsa picante y si la rechaza, untar las heces con este producto. De este modo, el perro asociará el mal olor y el sabor indeseado al excremento y no lo consumirá.

2.- Recoger las heces rápidamente para que el perro no tenga la posibilidad de ingerirlas.

Aunque no se puede estar constantemente pendiente del momento en el que el perro defecará, generalmente suelen tener un horario específico que puede ser de gran ayuda y así estar alerta.

Es importante que el animal no vea cuando se recogen los excrementos para que no pueda tener luego una conducta mimética.

3.- Si el animal come las heces de otros perros en la calle, una medida práctica es que salga con un bozal que le impida ingerir los excrementos.

La terapia para modificar la conducta debe ser combinada. “Sin duda, la mejor fórmula consiste en recoger rápidamente las heces y distraer al animal cuando esté a punto de comerlas, sin regañarlo y sin gritarle.

Es preciso estar pendiente para poder identificar ese momento en el que el perro manifiesta su conducta y poder revertirla, pero desde un lado positivo y sin castigos que lo único que hacen es afianzar aún más este comportamiento indeseado”, sostiene la veterinaria argentina Virginia Olmos.

 

Marisa Lohrsteijn

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Marisa Lohrsteijn

Cómo limpiar los pelos del perro del hogar

Cómo limpiar los pelos del perro del hogar

Los pelos de los perros son una de las grandes pesadillas de los dueños de mascotas. ¿Cómo quitarlas del hogar, los muebles, y la ropa?

Cómo encontrar el recipiente ideal para la comida de su perro

Cómo encontrar el recipiente ideal para la comida de su perro

Muchas veces encontrar el recipiente ideal para que su perro coma o tome agua es una tarea difícil ya que a todos los perros no les gusta el mismo recipiente. Sepa como encontrar el más adecuado para su mascota

¿Tu perro es alérgico a ti?

¿Tu perro es alérgico a ti?

Si te preguntas si los perros pueden ser alérgicos a las personas, la respuesta es... ¡sí!

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: