Consigue la custodia de tu mascota en un divorcio

¿La división de bienes se ha tornado tan complicada que tu ex quiere llevarse hasta el gato? Tal vez, puedas hacer algo para impedirlo…

Con frecuencia, las mascotas son causa de disputa dentro de los procesos de divorcio. Ambas partes desean quedarse con ese compañero fiel, tal vez, para que los ayude a superar el difícil momento. Y, muchas veces, es más difícil que un hombre resigne a su perro que a su sillón favorito.  

No es ningún secreto: los animales son, a menudo, tratados como a los niños dentro de una familia. Y tú no estás dispuesta a perder a uno de tus niños. Esto es lo que debes hacer para conseguir la custodia de tu mascota, al momento de enfrentar un divorcio. 

¿Qué debes hacer? 

  • Entiende que, aunque sientas que tu mascota es un miembro más de la familia, para el tribunal es sólo una posesión material que debe ser dividida.  

·         Debes saber que si el animal era tuyo antes del casamiento, o si has sido su permanente cuidador durante los días de matrimonio, tú tienes las mayores posibilidades de quedarte con la custodia. 

  • Hazle saber a tu abogado lo importante que es tu mascota para ti. De esta manera, te asegurarás que el tema sea tratado como una prioridad. 
     
  • Por otra parte, si tienes la custodia de los chicos, lo más lógico es que la mascota viviera donde ellos están, debido a que, casi seguro, habrán formado una relación de extrema proximidad. 
     
  • Trata de hablar con tu pareja al respecto para ver si pueden llegar a un acuerdo amistoso. Incluso, podrías permitirle hacer visitas programadas. 
     
  • Evita separar a las mascotas cuando son dos o más de la misma especie. Esto podría ser el disparador de un cuadro depresivo o de ansiedad para los animales. 
     
  • Entiende que si tienes una mascota valorada, tal como una gato o un perro de exposición, el animal será considerado por la corte como una posesión valiosa. Incluso, pueden considerarlo como un negocio si, por ejemplo, lo utilizas como semental para vender a sus cachorritos. 
     
  • Debes mostrarle al juez que eres la persona más indicada para cuidar al animal. Tienes tiempo para jugar con él; para ejercitar y para asearlo. Demuestra que tienes el suficiente espacio en tu casa para el animal. Si es necesario, consigue el testimonio de tu veterinario sobre tu capacidad de cuidado para con el animal.

¿Quieres conocer los Pasos para Conseguir a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.