Consejos para la hora de comprar un perro

No es bueno que el hombre ni la mujer estén solos, la cuestión está en elegir bien la compañía...

Un perro puede brindarle muchos beneficios a su amo, tanto para su salud física como mental.
Un perro es la compañía ideal para las personas que viven solas, y también para los niños, que aprenden así a relacionarse.

Pero también puede constituir un problema en el momento de preparar la comida, sacarlo a pasear, salir de vacaciones, costearle vacunación adecuada y tratamientos si llegara a enfermarse.

Cada una de estas cuestiones tiene solución, y serán tratadas en futuros artículos.

Veamos ahora específicamente el tema de la elección del animal. Primero tengamos en cuenta que los perros mestizos suelen ser más fuertes, más resistentes a las enfermedades y menos sensibles a los problemas hereditarios, porque, precisamente debido a las cruzas, han renovado sus genes, lo cual los aleja de la endogamia.

Esto no significa que un perro de raza sea enfermizo, pero sí que debe ser adquirido en un criadero serio y responsable, donde se pueda verificar que los padres del animal estén a la vista, comparar con el resto de la lechigada, y de distintas lechigadas entre sí, y proceder a una elección que no sea precipitada, ya que el cachorro elegido nos acompañará durante muchos años de nuestra vida.

Los perros mestizos son vivaces, despiertos, agradecidos y cariñosos, a veces más que los de raza.
Existen instituciones donde los recogen y los entregan revisados por veterinarios, ya vacunados y en buen estado a quien los elija como animal de compañía.

Si usted se decide por un perro de raza, no lo adquiera en forma impulsiva.

Siguiente