Consejos para el acné: plan de cuidados diarios

Cómo prevenir los brotes de acné a través de un régimen de cuidados diarios

El acné puede transformarse en una molestia para cualquier persona, en cualquier momento. Más del 85% de las personas experimentan acné en alguna etapa de la vida. Al igual que ocurre con muchas otras cuestiones de la salud, la mayor parte de las personas esperan hasta que el acné haya erupcionado en sus caras para iniciar algún tipo de tratamiento. 

Aunque por lo general este abordaje funciona para tratar el acné, no hace nada para impedir su desarrollo, y tampoco previene la formación de cicatrices. La mejor forma de detener el acné y minimizar las marcas consecuentes, es prevenirlo antes de que tenga la oportunidad de manifestarse. 

Por el momento, no existe una cura para el acné. Sin embargo, hay varios tratamientos y medidas preventivas que pueden tomarse para detener el acné antes de que comience.  

Empieza por adoptar una buena rutina de limpieza básica. Aunque el acné no sea ocasionado por la falta de oxigenación, es importante usar un pad de limpieza y otros materiales que ayuden a exfoliar.  

¿Por qué? Porque aunque suene extraño, las células de la piel colaboran con el acné. De modo que debes realizar dos limpiezas diarias a fondo, y asegurarte de estar siempre alejado de los humectantes a base de aceites. 

Después de limpiarte la cara, utiliza una solución de ácido salicílico al 2%, ya sea en líquido –para aplicar con un algodón- o en pads. El ácido salicílico trabaja removiendo el exceso de las células cutáneas que pueden tapar los poros y hacer que se desarrolle el acné. Si haces esto a diario, la cantidad de brotes de acné se reducirá sensiblemente.  

En caso de que el ácido salicílico no funcionara, prueba con una solución de peróxido de benzolio al 5%. Cualquier graduación que supere el 5% provocará, por lo general, sequedad en exceso. Un 5% es suficiente para prevenir el acné, pero no tan fuerte para irritar la piel.  

Una alternativa herbal al peróxido de benzolio es el aceite de árbol de té, cuya efectividad ha probado ser –clínicamente- tan efectiva como el anterior. La ventaja de éste es que produce mucha menos irritación. 

Finalmente, utiliza una pantalla solar libre de aceites antes de salir a la calle. Esto es muy importante, ya que la luz del sol puede dañar e irritar tu piel. Una vez que la piel está lastimada, se incrementan las probabilidades de brotes de acné. 

La parte más importante de este régimen es repetir los pasos a diario, ya sea que el acné esté o no esté presente. Al exfoliar, usando ácido salicílico o peróxido de benzolio, y al proteger la piel con una pantalla solar, detendrás el acné antes de que pueda comenzar. 

Asimismo, existen tratamientos alternativos que pueden ser usados para prevenir el acné. Medicamentos de venta bajo receta como el Accutane o el Retin-A, trabajan eficientemente en la prevención del acné.  

El Retin-A, en particular, posee pocos efectos adversos y, por otra parte, ayudará a reducir las pequeñas marcas y arrugas. La parte negativa es que la piel quedará más sensible a la luz solar, por lo que el uso de pantalla solar será una obligación. Asimismo, evitar la luz del sol tanto como fuera posible será una medida sensata –aunque esto hoy es recomendable para todas las personas por igual-. 

Los peelings con Alfa-hidroxiácidos pueden también usarse para prevenir el acné. Al aplicar ácido glicólico en la cara, se descamarán abundantemente las capas superiores de la piel, permitiendo la aparición de nuevos estratos. Esta forma de prevención del acné debe ser indicada por un dermatólogo, ya que un exceso de ácido glicólico podría causar daños en la piel. 

Muchos de estos tratamientos también funcionan como preventivos del acné. El problema es que muchas personas dejan de tratarse una vez que el acné ha desaparecido.  

Y la mejor forma de prevenirlo y de evitar las marcas es realizar un régimen diario de exfoliación, medicación y protección en todo momento. De esta forma, las evidencias y manifestaciones de acné en la cara serán mínimas. 

Aprende a realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis de cosmética y cosmetología, haciendo clic aquí.

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"