Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Consejos financieros para mujeres (y hombres) de hoy en día

¿Cómo deben cuidar su dinero las mujeres, en cada uno de los aspectos de su vida? ¿Y qué puede aprende de ellas los hombres?

En el trabajo

Es fácil (y peligroso) sentirse próspera al pasar de un trabajo por hora o a tiempo parcial para obtener unos pocos pesos como estudiantes, a ganar algunos miles al mes en el primer trabajo profesional.

Es por esto que aquí le ofrecemos algunos consejos al respecto:

Compensación

Si tiene la suerte de recibir varias ofertas, no se deje llevar únicamente por el salario. Obtenga más información sobre los beneficios, en particular la obra social, las contribuciones del empleador y las tendencias, así como sus costos y los impuestos.

Además, dado que es probable que cambie de empleador más de una vez durante su carrera, examine las características de los planes de contribución para los aportes jubilatorios.

Además, tenga en cuenta las perspectivas de crecimiento que podrían multiplicar rápidamente un salario inicial más bajo.

Negociaciones

Ese primer salario es la base sobre la que se calcula el porcentaje de los futuros aumentos y bonificaciones, por lo que es crucial que las mujeres aprenden a negociar de manera más asertiva, agresiva y efectiva en cuanto a su remuneración y sus ascensos.

Estas tácticas de negociación pueden incluir el uso de los recursos disponibles (como calculadoras de salarios) para comparar su sueldo con las tendencias nacionales o locales, tanto al recibir una oferta de trabajo como una vez que ya está en él.

Además, debe imitar a sus colegas masculinos, que a veces tienen una mayor disposición a buscar mejores oportunidades de trabajo.

Patrimonio

Es igualmente importante que las mujeres midan su progreso financiero en general, independientemente de su crecimiento laboral, para determinar si están por debajo de sus metas y necesidades financieras globales, teniendo en cuenta sus habilidades actuales y su situación laboral.

Esto podría implicar realizar modestas inversiones en educación, relacionadas con su trabajo actual, o una inversión importante para prepararse para un nuevo empleo.

Residencias y relaciones

Los especialistas  difieren en la realidad de la llamada "crisis de un cuarto de la vida" de la Generación X, o si no se trata más que de una generación mimada que retrasa las responsabilidades adultas o los cambios sociales permanentes.

En cualquier caso, las mujeres jóvenes de hoy en día pueden aprovechar esta independencia para aplazar el establecimiento de sus raíces residenciales o en sus relaciones, adoptando medidas inteligentes para construir una base financiera sólida:

Establezca prioridades en su presupuesto

Asegúrese de que su presupuesto incluya el pago mensual de las deudas de su tarjeta de crédito, y los aportes jubilatorios.

Utilice cualquier auto que tenga mientras funcione y, si es necesario reemplazarlo, evite endeudarse y compre en efectivo un vehículo usado de bajo costo, confiable y de bajo consumo.

Deje que sean otros los que paguen el precio de un vehículo nuevo y cómprelo usado unos años después, cuando la depreciación reduzca su valor.

Préstamos para estudiantes

Retrase todos los pagos innecesarios, de modo que usted pueda ocuparse de sus prioridades.

Sin embargo, si los pagos de sus préstamos siguen siendo altos, considere una oportunidad de consolidación única que podría reducir sustancialmente su tasa de interés.

Es muy importante asegurarse de entender las complejidades y peligros potenciales de esta consolidación, y las trampas que los prestamistas privados de menos renombre suelen tenderle a los clientes desprevenidos.

Hipoteca y matrimonio

Si cae prematuramente o excesivamente en estas "trampas del dinero", usted potencialmente puede poner en peligro el futuro de su seguridad financiera.

Resista la tentación de no tener que pagar el alquiler y comprar una casa para sumar a su patrimonio neto, al menos hasta que haya aniquilado la deuda de sus préstamos estudiantiles, haya establecido una base de ahorros sólidos, saber con certeza dónde quiere vivir (al menos durante los próximos cinco años) y tenga un sueldo lo suficientemente alto como para efectuar la deducción de interés por hipoteca.

Si usted se casa, no pida préstamos para pagar la fiesta o la luna de miel e, incluso si usted tiene fondos para ello o una ayuda parental, rechace los lujos y guarde el dinero para ahorrar para una futura casa u otra necesidad.

Por último, también se ofrece ayuda para hombres y mujeres de todas las edades, que pueden hacer preguntas financieras y obtener algunas respuestas.

Éstos son algunos lugares en donde pueden obtener ayuda:

• Organizaciones sin fines de lucro: agrupaciones como las Scouts femeninas ofrecen programas de alfabetización financiera integral.

• Escuelas: algunos establecimientos educativos ofrecen programas de instrucción financiera.

• Organizaciones con fines de lucro: muchas empresas ofrecen programas financieros que varían en extensión y calidad.

Conclusión

Lo más importante de todo es que, desde la edad más temprana posible, todos los niños deben participar en la economía familiar.

Esto comienza con la comprensión de su papel en la utilización conjunta de los recursos familiares escasos en la infancia, y sigue con un aumento en la participación en la planificación financiera de la familia en la adolescencia, con un amplio conocimiento de la situación financiera de la familia, empezando a tomar decisiones en cuanto a los autos, su educación y el futuro.

En esta etapa, deben tener una responsabilidad cada vez mayor, y la oportunidad de administrar su propio dinero, primero dentro y luego fuera de la familia.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)

Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero