Home > Vida cotidiana > Seguridad personal

Prevenir accidentes

Conducción defensiva, una necesidad actual

Observar estrictamente las ordenanzas del transito es factor esencial en la prevención de accidentes automovilísticos, pero quien quiera evitar accidentes no ha de conformarse sólo con esta norma...

La negligencia de otros conductores provoca a diario innumerables accidentes, en los que se ven comprometidos conductores hábiles, expertos, celosos cumplidores de los reglamentos.

 

El consejo Nacional de prevención de accidentes de los Estados Unidos, en informaciones de reciente publicación, acentúa la necesidad indispensable de guiar en actitud defensiva, actitud esta que constituye el complemento y sello del buen chofer, tanto en carretera como en zonas urbanas.

 

Dicha actitud defensiva se define como la adopción de toda precaución razonable encaminada a prevenir la ocurrencia del accidente.

 

Este principio básico de conducir defensivamente se esta introduciendo en casi todos los cursos ofrecidos a futuros chóferes, tanto por centros públicos como por escuelas privadas de automovilismo.

 

Especial hincapié se hace en la necesidad de ajustar la conducción del vehículo a las condiciones atmosféricas, al estado del pavimento y a la densidad del transito, tanto motorizado como de peatones.

 

También se subraya la importancia de la formula preventiva, que reviste los siguientes tres aspectos concretos.

 

- Mantenga los ojos abiertos al peligro. Piense en las eventualidades que pueden surgir en las diversas circunstancias, tales como un niño precipitado irreflexivamente a la calle cuando vamos pasando junto a un parque o un terreno yermo donde hay muchachos jugando con una pelota, o la prisa de un conductor que insistente trata de adelantarnos en zona donde no puede hacerlo sin serio peligro.

 

-Prepare su reacción defensiva con suficiente antelación, para evitar así un momento de pánico o desconcierto que puede ser fatal.

 

- Actúe con tiempo. No espere al último instante para aplicar el freno. Estos pudieran no responder en un espacios demasiado corto, o tendrá que usarlos sin tiempo para dar la señal lumínica al chofer que le sigue.


NUNCA SUBESTIME AQUELLOS FACTORES
que pueden afectar la seguridad de su viaje, por breve que sea el trayecto. Los mismos incluyen, como ya dijimos, las condiciones atmosféricas, la visibilidad, las condiciones mecánicas del vehículo (especialmente de los frenos y del sistema de la dirección), el estado de las llantas y del pavimento, la anchura de la vía y la topografía de las intersecciones. Todas y cada una de estas circunstancias se relacionan de modo directo o inmediato con la seguridad.


Al conducir por zonas rusticas, ha de prestarse atención especial al vehículo de atracción animal, de marcha lenta, y al ganado que pudiera andar suelto por la carretera. Ambos obstáculos, por su tamaño, suelen ser visibles desde unas distancias considerables, de modo que el chofer prudente tiene suficiente tiempo para adoptar las medidas que el caso aconseje.


PARA EVITAR UNA COLISION CON EL AUTO QUE PRECEDE AL SUYO,
aplique siempre las siguientes reglas:


* Atiende las señales lumínicas o de mano que haga el conductor del coche.

*Siempre que sea posible, trate de ver cuales son las condiciones del transito mas allá del vehículo anterior.

Así estará mejor preparada para reaccionar ante cualquier maniobra que el coche precedente haga en una situación de emergencia.

* Mantenga la distancia. No se encime a otros vehículos. Esa distancia ser igual al largo de un coche por cada 16 Km. de velocidad.


LA COLISION CON EL VEHICULO QUE LA SIGA
también es evitable. He aquí las medidas concretas que debe aplicar:


*Haga con antelación suficiente todas las señales manuales o lumínicas que procedan para avisar su intención al otro conductor.


*Frene suavemente. Tómese tiempo para ir disminuyendo gradualmente su velocidad.


*Si hay conductores que se empeñan en adelantársele, no lo impida. Déles vía libre. Es mejor quitarse de atrás a un chofer impaciente, nervioso, o imprudente.


LA COLISION DE LA QUE RESULTAN
mas muertes es aquella en que dos vehículos se acometen frontalmente. Ocurren en curvas, pero también en tramos rectos de carretera. Siempre que vaya a tomar una curva, es sensato decelerar un poco. Si la curva en cuestión gira hacia la derecha, manténgase usted también a la extrema derecha del camino. Si, por el contrario, la curva es hacia la izquierda, manténgase en el centro de su carril.


En tramos rectos, si se aproxima a una larga hilera de vehículos que vienen en dirección contraria a la suya, conserve el rumbo lo mas cerca posible del margen derecho de la carretera.

Esto disminuirá el peligro si alguno de los chóferes que avanzan hacia usted se sale de la fila.


UNA TERCERA PARTE
de los accidentes automóviles tiene lugar en las intersección. Al acercarse a estas, avise con tiempo su intención de doblar. Si va a continuar la marcha en línea recta, no abandone entonces su carrilera. Si necesita salir de esta, es preferible hacerlo lejos de los cruces, siempre dando la señal apropiada y cerciorándose de que puede hacer el cambio sin peligro.

 

Cuando se aproxime a las esquinas, reduzca la velocidad, hasta cerciorarse de la ausencia de vehículos que puedan salirle intempestivamente al paso por la vía transversal. Recuerde que, aunque usted obedezca siempre las luces del transito, las señales de parada y las que ordenan ceder el derecho de vía, hay otros conductores que se empeñan en ignorarlas.

 

Nunca trate de quitarle a un peatón el derecho de vía que le corresponde.

 

Si algún animal se interpone en su ruta, decelere o deténgase de un todo hasta que pueda reanudar la marcha sin problema. En lo que se refiere a la motocicletas, en sensato alargar la distancia que nos separa de las que nos preceden, pues tales vehículos pueden volcarse intempestivamente en cuestión de un instante, y usted siempre debe tener tiempo para detenerse en tale eventos.

 

POR ULTIMO, AL GUIAR DE NOCHE en carreteras, sobre todo si hay pobre visibilidad, preste especial atención a los vehículos casi siempre camiones, que pudiere haber detenidos a la orilla del camino.

 

Si su coche se proyecta, viniendo a gran velocidad, contra uno de estos, las consecuencias suelen ser fatales.

 

No olvide tampoco hacer el cambio de luces en horas de la noche, para no cegar a deslumbrar al conductor que viene en dirección contraria. No guié en la ciudad con las luces altas de carretera.

 

Además de ser peligroso, constituye una infracción de los reglamentos, que puede traducirse en una multa nada agradable para el bolsillo.


Y si quieres aprender a realizar por ti mismo todos esos arreglos que tu hogar está necesitando, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Bricolaje y Arreglos del Hogar, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Una dosis de lubricante para el cerebro. Soluciones

Para poner a funcionar las neuronas...

Chistes de hombres casados

Chistes de hombres casados

Los más graciosos chistes de hombres casados, para contar en el bar, y que ninguna mujer debería conocer

Entendiendo a su gato

Entendiendo a su gato

Pese a lo que muchos creen, los gatos poseen una gran imaginación, y pueden a menudo intentar comunicarse con sus dueños. Sepa cómo lo hacen, y que quieren decirle

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: