Cómo vender algo que odias

Todos los vendedores profesionales saben lo importante que es creer en los productos o servicios que venden. Pero, ¿qué debe hacer un vendedor cuando odia todos los productos/servicios que le pagan para vender, o si un cliente está interesado en comprar algo que él detesta...?
¡El cliente es lo principal!

A pesar de cómo se pueda sentir sobre un producto o servicio en particular que usted deba vender, su cliente merece saber si el producto/servicio es la solución para cualquier problema que intente resolver.

Si usted permite que su disgusto por esa solución se cuele en su transacción, le estará causando un gran perjuicio a su empresa, a usted mismo y, lo más importante, a sus clientes.


A menos que esté 100% seguro de que la solución que su cliente quiere obtener de usted carece de valor real, su trabajo consiste en ayudar a su cliente a tomar la decisión correcta.

Y si la decisión correcta implica comprar algo que a usted no le gusta, entonces debe sentirse obligado a presentar la solución adecuada, honesta y pensando siempre en el beneficio de su cliente.

No busque argumentos en contra de una venta

Muchos de los vendedores novatos intentan buscar argumentos en contra de ciertas ventas.

Lo hacen porque se sienten nerviosos por tener que hacer una llamada de venta, por falta de confianza en el producto o porque no se sienten cómodos con la decisión que el cliente está tomando.

Cuando se siente incómodo por un cliente que decide comprar algo que a usted no le gusta, mantenga la boca cerrada. Usted tendrá mucho tiempo para pensar en esa venta una vez que el acuerdo esté finalizado.

De hecho, usted puede terminar llamando al cliente nuevamente, y sugerirle que puede que no haya tomado la mejor decisión.


Pero esta llamada sólo debe venir después de dejar de lado los prejuicios personales en contra de su producto, y cuando esté seguro de que hay una mejor solución para su cliente.

Mantenga una reunión con sus superiores

Si no puede superar su desagrado por un producto o servicio que debe vender, mantenga una conversación abierta con el gerente de ventas o con algún superior.

Dígales cómo se siente con respecto al producto, por qué se siente así y qué cree que se puede hacer, ya sea para mejorar el producto o para reemplazarlo con otra solución con la que usted se sienta mejor.


Pero no espere que una empresa de cambie su cartera de productos sólo por cómo se siente usted. De hecho, es posible que su superior le sugiera que desempolve su currículum y busque suerte en otra empresa.


Si bien puede resultar difícil decirle a sus superiores que no le gusta lo que vende, todo le resultará más fácil a largo plazo.

Permanecer en un trabajo que no le gusta, o seguir vendiendo un producto o servicio que usted odia es una maravillosa manera de destruir su carrera y hacer que renuncie por completo a las ventas, todo junto.

Busque otro empleador

Finalmente, si no puede superar su disgusto por lo que vende, y sus superiores no pueden o no quieren encontrar una forma de que usted se sienta más cómodo, hágase un favor a usted mismo (y a su empresa y sus clientes), entregue su renuncia y busque otro trabajo.

Hay altas probabilidades de que usted nunca pueda superar su odio a lo que vende, y corre el riesgo de quedarse en un trabajo que no lo satisface.

Terminará haciendo lo justo y necesario para mantener su trabajo, ganar lo suficiente como para pagar sus cuentas, y esto puede terminar perjudicando otras áreas de su vida.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)
Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero