Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Cómo vencí mi miedo a volar

Finalmente me atrevía, ya fui, ya volví… y quiero seguir haciéndolo !!
  
  

Hace casi 23 años tuve un aterrizaje de
emergencia en aeroparque, cuando regresaba con mi esposo y mi hija de un
año.
Allí comenzó “mi miedo a volar”, creo que no era sólo físico, sino
que internamente sentía que si subía a una avión el castigo hacia mí o hacia
mis seres queridos vendría desde algún lado desconocido…
Mi vida, en otros aspectos, se desenvolvía en forma normal.

En enero del 2000, con la cabeza gacha, como
vaca que va hacia el matadero, atravesé la manga sobre una alfombra de
goma que me llevaría a Disneylandia, junto a mi hija ya con sus 20 años y su
primer viaje que recuerda porque no volaba ella tampoco respetando mi
impotencia.
El tercer pasajero era mi nuevo marido (desde hacía 10 años).
No habré “andado por los aires” pero aquí en la tierra me fue muy bien !!.

Fue una experiencia fascinante, pero el
temor se hacía sentir por momentos, y no pude disfrutar del despegue ni del
aterrizaje.
Pero hete aquí que este año a mi esposo, que es italiano, se le ocurrió que
viajáramos para que me conozcan sus hermanos varones, él respetó siempre mi
temor y no me forzó nunca y tampoco viajaba él porque solo no quería.

Ya fuimos, ya volvimos, ya me encariñé con
mis cuñados y sus familias, ya disfrutamos de una Europa apasionante, ya miré
por la ventana, ya me comí todo lo que servían en el avión, y ya quiero seguir
conociendo todas las oportunidades que se me presentaran.

No me arrepiento de nada, me tomé mi tiempo,
me respetaron en mis decisiones y hoy sentí el impulso de contárselos, para
ayudar a que otros en la misma situación que yo puedan finalmente vencer el
miedo y puedan aprovechar todo lo que el mundo tiene para darnos.