Cómo usar Gmail sin estar conectado

Gmail es uno de los servicios de correo electrónico más utilizados en todo el planeta. Entre sus opciones no tan conocidas encontramos la posibilidad de utilizarlo offline. Aquí aprenderemos como aprovechar esta característica


 Es muy probable que la mayoría de las personas que están leyendo estas líneas tengan una cuenta de correo electrónico en Google Mail, o como se lo conoce popularmente: Gmail.

El lanzamiento inicial de este servicio fue en el año 2004 y rápidamente llamó la atención de los usuarios, convirtiéndose con el tiempo en uno de los más famosos y utilizados en todo el mundo.

En la actualidad Gmail se encuentra disponible en más de cuarenta idiomas y nos brinda más de 7600 MB (7,5 GB) de espacio de almacenamiento.

Esto está acompañado por una interfaz moderna, la posibilidad de gestión de conversaciones, contactos, etiquetas y carpetas. Además podremos filtrar mensajes, sincronizar con diversas plataformas y también tener en un mismo lugar nuestros contactos para conversaciones mediante el chat de Google.

Una característica quizás no tan conocida de Gmail es la posibilidad de utilizar este servicio estando fuera de línea, al igual que lo podemos hacer con una aplicación de correo electrónico de escritorio. En esta nota aprenderemos como utilizar esta característica. 

Obtener el agregado para utilizar Gmail offline

Una posibilidad para utilizar Gmail estando fuera de línea es incorporando un agregado que se puede añadir fácilmente y de manera gratuita en Google Chrome.

El agregado de Gmail para utilizarlo fuera de línea, está disponible en el Chrome Web Store y lo podemos obtener ingresando en la siguiente dirección: https://chrome.google.com/webstore/detail/ejidjjhkpiempkbhmpbfngldlkglhimk?hl=es.



En la pantalla que veremos en primer plano en nuestro navegador, deberemos dirigirnos a la esquina superior derecha y hacer clic sobre el botón “Añadir a Chrome”.



Luego, una ventana de diálogo nos consultará si deseamos instalar el plugin. Debemos pulsar sobre el botón “Instalar” para que continúe el proceso



Si todo sale bien, luego de unos instantes, una notificación nos avisará que el agregado ha sido instalado en nuestro sistema.


Ahora tendremos en la pantalla principal de ingreso de Chrome el icono de Google Mail sin conexión para que lo utilicemos cuando lo deseemos.



Comenzar a utilizar Gmail sin conexión

Ingresamos al icono de Gmail sin conexión desde la pantalla principal de Google Chrome.

Si ya hemos ingresado nuestro usuario y contraseña y tenemos una sesión activa el sistema nos dará paso a la pantalla principal de Gmail sin conexión, de lo contrario nos solicitará que ingresemos estos datos para comenzar.

Una pantalla nos consultará si deseamos utilizar Gmail sin conexión (“Permitir correo sin conexión”).

Tendremos las opciones “Permitir correo sin conexión” y “No permitir correo sin conexión”. Elegimos la primera alternativa y pulsamos sobre el botón “Continuar”.



A continuación veremos nuestra interfaz de correo electrónico. A la izquierda tendremos carpetas y a la derecha podremos observar una vista previa de los mensajes.



Desde aquí podremos leer mensajes, hacer búsqueda de contenidos en nuestros correos, archivos, guardar en carpetas, borrar e-mails y muchas cosas más.

Si cerramos  la conexión a Internet o nos desconectamos por alguna razón, veremos un mensaje en la zona inferior izquierda de esta aplicación Web.



Ahora tendremos sincronizado el correo recibido durante los últimos 7 días.



Si utilizamos la opción “Redactar” podremos escribir nuestro mensaje, que será enviado la próxima vez que estemos conectados en línea. Mientras tanto, ese mensaje esperará a ser enviado.



En la parte inferior de pantalla se nos informará cuantos correos tenemos por enviar.



Al estar nuevamente en línea, el sistema de envíos automáticamente intentará enviar los mensajes que tenga pendientes.



Este proceso es automático y no debemos intervenir, el correo llegará al destinatario sin inconvenientes. 

Palabras finales

Las posibilidades que nos brinda Gmail sin conexión son muy buenas, en especial para aquellos equipos que, por alguna razón, no cuentan con conexión a Internet permanente. Esto puede ser tanto en una computadora de escritorio como en una portátil.

Con los avances de Internet y de las conexión a banda ancha, es probable que esta alternativa sea mucho más útil para aquellos usuarios que utiliza equipos portátiles como el caso de las Laptop, ya que podrán estar por algunos momentos fuera de línea y escribir sus mensajes en cualquier lugar, para luego enviarlos, por ejemplo, cuando estén nuevamente en una zona de acceso a Wi-Fi.

En síntesis podemos decir que esta opción que nos presenta Gmail tiene muchas ventajas y que tendremos una interfaz sencilla y cómoda para manejar nuestros correos mientras estamos en línea o cuando nos encontramos desconectados de Internet.