Cómo tratar las infecciones en las orejas de tu perro

Aprende a reconocer este tipo de infecciones. Sintomatología y tratamiento de una de las afecciones más comunes en los perros

Las infecciones en las orejas de los perros, en algún momento, se transforman en un problema común para todos los dueños de estos maravillosos animalitos. También conocida como Otitis Externa, esta es una infección del canal exterior de la oreja.  

La oreja tiene tres partes: oreja externa, oreja media y oreja interna. El 90% de las infecciones se da en la oreja externa, es decir la parte de la oreja que puedes ver. 

Los perros son propensos a este tipo de infecciones, justamente, por la anatomía de sus orejas. Éstas tienen un componente horizontal y vertical, que impide drenar a todo lo que se deposita allí, ya sea agua o basura. 

Sintomatología y desencadenantes 

La sintomatología de este padecimiento incluye abundantes sacudones de cabeza, secreciones marrones amarillentas en las orejas, y un olor como a levadura. Otros signos pueden ser enrojecimiento e hinchazón. 

Son varias las causas que pueden desencadenar una Otitis Externa. El factor más común son las alergias. Algunos perros son más propensos a las alergias que otros; en consecuencia desarrollan más infecciones en las orejas.  

Otra causa muy común es el agua. Con frecuencia, aquellos perros que suelen nadar o jugar en el agua, encuentran dificultad para sacar el agua de sus oídos, a raíz de su intrincada anatomía. Asimismo, este espacio es un ambiente indicado para el desarrollo de bacterias. Es recomendable, si dejas jugar a tu perro en el agua, que seques sus orejas con cuidado una vez concluida la actividad.  

Limpieza de la zona afectada 

Si tu perro tiene una infección en las orejas es importante limpiar bien la zona afectada antes de aplicar cualquier medicación. 

Para limpiar las orejas de tu querido can, empieza por aplicar en la zona unas pocas gotas para la limpieza de oídos y masajea la oreja para aflojar cualquier suciedad que allí se encuentre. Luego utiliza una gasa o un algodón para sacar los residuos.    

Una vez que las orejas estén completamente limpias, procede a aplicar la medicación. Sigue los consejos de tu veterinario en cuanto a las cantidades –generalmente se aplican unas pocas gotas-. 

Los tratamientos que los veterinarios prescriben varían dependiendo de la causa de la Otitis. Para las infecciones causadas por hongos o levaduras, se suele recetar anti-fungicidas. Para las infecciones bacterianas, se dispensan antibióticos.  

Normalmente, el tratamiento se aplica sobre las orejas, pero en los casos severos puede ser necesario un tratamiento sistémico. Esto quiere decir que el perro deberá ingerir píldoras por algunos días. 

En algunos perros con problemas agudos en las orejas, los veterinarios suelen cortar el pelo alrededor de la zona para dejar permitir un mayor acceso de aire al oído. En los casos extremos, los veterinarios recomiendan hacer una cirugía para reconstruir el canal de la oreja con el objetivo de facilitar el drenado.  

Las razas de perros más propensas a las infecciones son aquellas con grandes orejas replegadas sobre le canal auditivo, y aquellas con canales auditivos muy pequeños. 

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"