Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo transformar una idea en dinero

Para tener alguna esperanza de que su producto llegue a las vidrieras, usted debe combinar varios roles (recaudador de fondos, comerciante y promotor), y al mismo tiempo, evitar que otros copien su idea…
  
  

Qué tan bien pueda hacer malabares con estas tareas y sus demandas superpuestas
determinará en gran medida si usted podrá tener
éxito en el mercado.

Supere a la competencia

– Haga la tarea. Todos los
productos exitosos se comprometen a resolver
problemas o a cubrir una necesidad tácita — como la posibilidad de cocinar
huevos duros perfectos.

Si existen otras versiones similares a su sueño, usted tiene que esforzarse para
destacarse del resto, o replantear sus premisas.

– Asegúrese de que su idea realmente tenga proyección de volverse masiva. Para
tener alguna posibilidad real de éxito, las ideas de nuevos productos deben
atraer a mucha gente. De lo contrario, la inversión inicial será difícil o
imposible de recuperar.

– Realice una búsqueda de marcas para determinar si ya se han patentado
productos similares y cómo se llaman, para evitar que su idea sea la copia de un
producto que ya existe.

Esto puede hacerlo revisando la base de datos del Registro de Marcas y Patentes.

La carrera por el dinero

– Determine cómo va a financiar su idea. Lo ideal sería dibujar un esquema y
construir un prototipo por sus propios medios. De lo contrario, tendrá que
contratar a alguien que se encargue de esas tareas.

También tendrá que armar un presupuesto de los costos de las reuniones con
inversores o fabricantes que pueden estar repartidos por todo el país, pero
probablemente desearán conocerlo personalmente.

– Obtenga un préstamo bancario convencional o una línea de crédito. Si esto no
es posible, puede solicitar un préstamo especial para pequeños y medianos
negocios, aplicar sus tarjetas de crédito y sus ahorros, o apelar a familiares y
amigos.

No importa qué camino elija, su tarea básica (convencer a alguien de que usted
realmente tiene una idea que puede generar dinero) no cambia.



Investigue cómo reaccionarán los consumidores. Para ponerse a prueba, necesitará
datos concretos para respaldar su instinto.

Para ello será necesario apelar a otro gasto: contratar una firma de
investigación de mercado, cuyos equipos pueden ofrecer un enfoque más
profesional y ayudarlo a informarse sobre las condiciones del mercado.



Diseñe un plan de marketing para la distribución, la publicidad, las ventas y la
promoción de su producto.

Esto debe coincidir con la redacción de su plan de negocios, ya que es el
esquema fundamental que establece sus expectativas de cómo su idea puede generar
beneficios, y cómo va a hacer crecer su empresa.


Prepare un discurso de presentación



Desarrolle un discurso de presentación que sostenga su visión del producto.


Exprese todos los hechos concretos desde un principio; los fabricantes se
dedican a eso para ganar dinero, y querrán saber cómo se puede lograr ese
objetivo con su idea.

Su éxito o fracaso depende de lo bien que responda a la pregunta implícita:
"¿Qué hay para mí?"



Descanse lo suficiente antes del gran día y tómese un tiempo para ensayar su
discurso antes de exponerlo.

Si usted trabaja con un socio, determine quién cubrirá cada área específica y
contestará las distintas preguntas. Para evitar complicaciones de último
momento, revise dos veces los datos y cifras más importantes.



Organice un plan sobre los medios de comunicación más lógicos para anunciar y
dar a conocer su producto, en particular las publicaciones, conferencias y
seminarios comerciales.


Aunque puede parecer desalentador promocionar un producto que no está a la
venta, este paso es vital para demostrar su compromiso de que finalmente llegue
a las vidrieras.

Los inversores potenciales también esperan que usted pueda responder a estas
preguntas.

Consejos y advertencias

• Cree un blog y página web. Una vez que haya determinado su plan de ataque,
debe capitalizar cualquier rumor inicial que su idea pueda crear.

El boca a boca de los futuros compradores es la mejor manera de comercializar o
implementar nuevas ideas. La simplicidad es la mejor política.

• Considere cuidadosamente el porcentaje de su negocio del que se va a
desprender. La mitad de algo es mejor que nada, pero no acepte un acuerdo que
esté por debajo de lo aceptable.

Nunca firme un documento sin el asesoramiento jurídico adecuado.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)

Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero