Cómo tener una huerta orgánica en tu casa

Tener una huerta en el hogar es más fácil de lo que se cree, si se tienen en cuenta estos detalles clave:


Se tenga o no espacio en casa se puede encontrar la manera de cultivar los propios ingredientes. Solamente hay que tener en cuenta algunos detalles claves.

1.- Seleccionar el terreno adecuado en donde se cultivarán las hortalizas preferidas.

2.- Limpiar muy bien el espacio o conseguir las macetas adecuadas (se debe plantar en recipiente si se carece de espacio y se utilizará un balcón o terraza para hacer crecer los cultivos).

3.- Es conveniente humedecer bien la tierra desde el día anterior.

4.- Una vez la tierra se puede trabajar, remover los yuyos, raíces y piedras que haya. Dejar el terreno libre de desechos.

5.- Extender 5 centímetros de abono orgánico.

6.- dispersar las semillas seleccionadas. Las verduras más fáciles para plantar son tomate, zanahoria, patata y cebolla.

7.- Hay que regar adecuadamente y mediante pequeñas gotas todos los días la tierra.

8.- el exceso de sol puede llegar a perjudicar las plantaciones.

La organización es importante:

· Si se dispone del espacio adecuado, el terreno tiene que dividirse en parcelas. Cada una debe determinarse con el nombre de la semilla plantada.

· Sus medidas mínimas deben ser de 5 m de largo por 1 de ancho.

· Es conveniente que alrededor no haya arboles ni grandes ni pequeños que puedan obstaculizar el desarrollo.

Consejos útiles para tener una huerta orgánica

· Los tomates crecen muy rápido y los hay de tamaño muy pequeño (cherry) y medianos. Lo importante es que puedan tener mucho espacio para crecer ya que se expanden velozmente y se necesita de caña para poder sostenerlos ya que los tallos son pesados y deben permanecer con erguidos con firmeza.

· Invertir en un buen abono es necesario para que la tierra tenga los nutrientes necesarios que las semillas requieren para desarrollarse.

· Seguir los consejos que figuran en los envoltorios ya que hay épocas especiales para cultivar una u otra hortaliza.

· Si el cultivo se dejará en la intemperie es importante cubrir las plantaciones con un nylon para evitar el rocío de la mañana. Es muy dañino para los cultivos que recién comienzan a evolucionar.

· El mes ideal para plantar semillas de hortalizas es cuando comienza el buen tiempo. El rábano y los guisantes se pueden plantar en cualquier época del año sin inconvenientes.

Aprende a cultivar tu propia huerta orgánica. Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Huerta y jardinería orgánica haciendo clic aquí.