Cómo tener una estrategia de inversión

Al entrar al mercado de valores por primera vez, quizás se sienta demasiado abrumado por las variantes que tiene. Más allá de la tarea de elegir sus acciones, es posible que se sienta desanimado por la gran cantidad de estrategias de inversión que tiene para escoger…

Elija una estrategia


Los especialistas sugieren preguntarse a uno mismo sobre que métodos encajan
mejor en nuestro temperamento, apelando más a la intuición y acomodándose al
tiempo que pueda disponer para el mercado.


Las técnicas más comunes son el
crecimiento de la inversión y los valores. Este
crecimiento apunta a las compañías cuyas utilidades estén creciendo más rápido
que el índice promedio.

Mientras esas empresas usualmente tienen precios más
altos con mayores porcentajes de ganancias, algunos críticos argumentan que la
compensación puede sumar al éxito en el final.


El valor de inversión, por el otro lado, busca compañías cuyas acciones sean
comerciadas en muy bajos precios en relación con sus utilidades. No obstante,
los especialistas advierten a quienes escojan acciones con bajos precios y
grandes ganancias o alto flujo de efectivo en relación con el precio. Los buenos
inversores saben ver los fundamentos importantes.


Si usted no está seguro de por donde comenzar, los “Index Funds” pueden ser el
mejor acercamiento para introducirse. Los observadores del mercado describen a
estos fondos como poner su cartera en “piloto automático”, con un administrador
profesional que maneje sus inversiones. 

Por supuesto, muchos especialistas sugieren que usted puede
llegar a sentir la necesidad de experimentar diferentes estilos antes de 
establecerse en uno. Si usted está en esta categoría, pruebe con el mercado de
papeles. No ponga su dinero hasta tener en claro y estar preparado para encarar
el mercado con una decisión firme.

Reevalúe sus planes de
inversión


El mejor costado de sus
planes de inversión puede desplomarse si no revisa
periódicamente su estado. Cuando las acciones crecen o caen en picada
rápidamente, entran en un desorden de valores muy difícil de mantener.

Tómese su
tiempo antes del final de cada año, para revisar su cartera de inversión y
mantener su estrategia, encaminada hacia sus objetivos primarios.


Tenga un plan como primer medida. Quizás usted tenga una alta diversidad de
inversiones en acciones, bonos y equivalentes en efectivo que hacen que usted y
su asesor financiero, se sientan seguros.

Los fondos accionarios o mutuales,
deben hacer un balance, con porcentajes dedicados al crecimiento de sus
acciones, valor de las mismas, grandes compañías, pequeñas compañías, etc.


Algunos expertos en el área financiera, recomiendan una mezcla conservadora del
25 a 50% en bonos de alto riesgo, y el resto en valores de fondos accionarios y
mutuales.

No olvidar que usted debería tener 3 o 4 meses de costos brutos
de vida fuera de su monto de inversión. Lo cual quiere decir que debe guardar
ese dinero y no tener que sacarlo por alguna emergencia imprevista.

¿Ha cambiado su estándar de vida este año? Un divorcio, graduación de alguno de
sus hijos, o un retiro de la actividad laboral antes de lo previsto, puede
merecer una revisión de su plan de inversiones y sus objetivos.

Observe su mix de inversiones. Si ha perdido el 5 o el 10% no
debe preocuparse demasiado. Efectúe una mirada más cercana de los movimientos.

Incurra en un sector y aléjese de las perdidas que le hayan
causado las inversiones en su cartera de inversión. Compre o venda lo que
necesite para recuperar su balance. Evalúe el riesgo desde diferentes ángulos,
valorando la compañía, la industria y el mercado.

Reevalúe cualquier fondo mutual al que pertenezca. Compárelo con
una industria estándar. Si no le rinde lo que usted espera, considere vender.