Cómo tener un jardín en un espacio pequeño

¿Qué diferencia hay entre diseñar un jardín pequeño y un jardín grande? ¿Cómo lograr el jardín soñado aunque falte el espacio?


La jardinería de espacios pequeños generalmente suele ser menospreciada en los manuales de diseño de jardines. El diseño de jardines suele ser presentado como un listado de principios o reglas, pero por lo general se le da más importancia al diseño en gran escala.

La mayor parte de las personas no tienen grandes terrenos en los que calcular la longitud de sus fronteras perennes. La mayoría de las personas no tienen el tiempo suficiente como para realizar el mantenimiento que su jardín necesitaría.

La jardinería en espacios pequeños tiene sus limitaciones, pero no necesariamente tienen que ser limitantes. En un jardín pequeño, el jardinero puede prestarle más atención a los detalles.

Usted puede llevar a cabo las tareas mantenimiento, y al mismo tiempo seguir disfrutando de su pequeño jardín. De hecho, muchos jardines pequeños están diseñados teniendo en cuenta el entretenimiento y las zonas de descanso, en lugar de darle prioridad al cuidado de las plantas.

Independientemente de por qué usted tiene un jardín pequeño, no hay ninguna razón por la que no pueda tener un jardín bien diseñado. Prácticamente todas las plantas y todos los estilos de jardines pueden aplicarse en espacios pequeños.

Los principios para el buen diseño de jardines se siguen aplicando, pero hay que reajustarlos un poco.

Cómo diseñar jardines pequeños

1. Todo el jardín puede ser visto como un todo. Algunos jardines de pequeñas proporciones pueden acomodarse a las curvas de un camino o incluso ser dividido en distintos compartimientos de jardinería, pero la mayor parte de los jardines pequeños pueden tomarse como un conjunto, de un solo vistazo. Esto significa que, por lo general, su jardín será visto como una estructura global.

2. El hecho de tener un espacio limitado implica que usted tendrá que tomar ciertas decisiones. Usted no será capaz de plantar todas las plantas que quiera.

Usted tendrá que frenar sus impulsos de comprar una planta por antojo, suponiendo que va a poder encontrarle un lugar.

3. Los colores también deben ser limitados, para darle cohesión a su jardín. Menos es más. Los colores más fríos harán que su jardín parezca más grande.

Puede compensar la poca variedad de colores con una gran diversidad de texturas. El contraste de texturas ayudará a hacer que su jardín dé una sensación de fluidez.

4. Cada planta tendrá que cumplir una función. No hay lugar como para andar desperdiciando espacio ni para poner plantas de bajo rendimiento. Las plantas que usted incluya en su jardín deben durar al menos dos temporadas.

Los beneficios de los jardines pequeños



1. El diseño puede resultar más fácil cuando se puede apreciar todo el panorama al mismo tiempo.

2. Se requieren menos plantas para lograr un efecto dramático.

3. Los jardineros pueden conocer cada rincón y cada plante en los jardines pequeños. Cualquier planta que esté fuera de lugar o que se esté marchitando puede ser detectada fácilmente y corregida rápidamente.

4. Los pequeños jardines se prestan a ser cerrados. Puede que usted no quiera levantar una pared, pero construir un invernadero creará la ilusión de que existe una especie de jardín secreto.

Una simple cerca puede transformar un pequeño jardín en un jardín formal. También puede dividir el jardín y definir un espacio para el entretenimiento o para juegos para niños.

En un jardín pequeño se vuelve más fácil expresar los gustos personales. Los jardines pequeños funcionan como extensiones de su casa y dicen mucho acerca de las preferencias y los gustos del jardinero.

Y si esos gustos y preferencias llegaran a cambiar, es mucho más fácil rearmar un jardín pequeño.

Yolanda Río-Pérez, decoradora y especialista en viviendas, ayuda a miles de personas a decorar sus hogares con personalidad y buenos criterios. Comienza a redecorar tu hogar con los consejos su último libro “Feng Shui fácil para principiantes”, que está disponible haciendo clic aquí.