Cómo tener un huerto en casa

Para poder tener un huerto, solamente basta con un balcón o una pequeña terraza. En estos espacios es posible cosechar verduras, plantas aromáticas y medicinales…


No es necesario contar con una enorme casa y con un espacioso jardín para poder
disponer de un huerto en el hogar.


Solamente es necesario un poco de sol y agua y ganas de comenzar con una
aventura diferente saludable y beneficiosa para el medio ambiente y los
habitantes del hogar.


Características esenciales para armar un huerto urbano:


1.- La profundidad necesaria es de siete a quince centímetros. Es posible
plantar zanahorias, judías, maíz, tomates, calabazas, pepino, albahaca, menta y
todo tipo de especies.


Los recipientes para utilizar pueden ser de cualquier tipo. Es importante que
los cultivos cuenten con los nutrientes adecuados, agua y sol.


2.- El

compost
es la mejor opción para nutrir los alimentos. Para poder
formarlo, nada mejor que mezclar las hojas de árboles o hierbas que con el
tiempo formarán una tierra compacta y rica.


El
estiércol animal enterrado a profundidad no huele y es muy útil. Hay que
mezclar todos estos ingredientes y así formar un abono natural que será de gran
ayuda para los cultivos.


3.- El agua que deben recibir los cultivos debe ser abundante. Es necesario
regar todos los días la tierra.


4.- Elegir las verduras, hierbas y frutas más resistentes. Si no se tiene la
experiencia adecuada es conveniente cosechar aquellos productos que suelen dar
buenos resultados y empezar con pocas plantaciones.


A medida que se adquiere el hábito se podrán ir agregando más alimentos a
cultivar. Los tomates y la lechuga son dos alimentos con los que se puede
iniciar esta costumbre.


5.- Los maceteros de barro respetan mejor la temperatura de la tierra. Los de
plástico son envases más económicos, pero para que el sol no dé directamente
sobre las plantaciones, una buena alternativa es recubrirlos con papel metálico.


Ventajas de tener un huerto en casa:


1.- Posibilidad de tener contacto con la naturaleza, mucho más si se vive en un
piso pequeño.


2.- Opción de alejarse del estrés, el ruido, los problemas y la contaminación.


3.- Un huerto en el hogar proporcionará alimentos saludables y sabrosos.


4.- Quienes cultivan sus propios alimentos se vuelven consumidores más
responsables y conscientes de los procesos de seguridad que hay que cumplir para
que un cultivo crezca y se desarrolle en óptimas condiciones.


5.- Cultivar en casa es una de las mejores enseñanzas que se pueden dejar a los
hijos. Compartir esta tarea es un modo de acercarlos a la naturaleza, enseñarles
a respetar la vida y a tener una actitud responsable con los alimentos.


Para aprender cómo tener tu propio huerto en plena ciudad,
inscríbete ahora en nuestro

curso gratis de huertos agroforestales urbanos
: