Cómo sobrevivir a un compañero de trabajo tóxico

Casi todos hemos tenido que convivir alguna vez en el trabajo con un compañero que nos ha hecho daño directamente, o se lo ha hecho a otro compañero, o ha llegado a crear un mal ambiente de trabajo. ¿Cómo hacerles frente?
  
  


Aprender a sobrellevar esta situación es imprescindible para no tener que vivir
negativamente el trabajo, o para no tener que llegar al extremo de cambiar de
trabajo con tal de no sufrir sus ataques, críticas, descalificaciones o incluso
agresividad.


Cuando estos comportamientos son recurrentes y van enfocados a provocar la
marcha del agredido, están calificados de “mobbing”.


En este artículo voy a explicarte cuales son los comportamientos tóxicos y qué
puedes hacer para sobrevivir a este tipo de compañeros.


Compañeros tóxicos leves



PASIVIDAD – Las
personas pasivas son las menos peligrosas de las tóxicas, aunque
con su actitud pueden llegar a perjudicar al grupo.


– NEGATIVIDAD – Se trata de la persona que siempre ve lo malo de cada situación
y además protesta por todo en voz alta creando mal ambiente. Suele arrastrar a
otros compañeros con tendencia a la negatividad, o que simplemente están pasando
una mala racha.


– CRITICA – Criticar a los demás hace que el ambiente se enrarezca. Arrastra
fácilmente a otros hacia ese mismo comportamiento, llegando incluso al extremo
de que todos son criticados cuando no se encuentran delante. Al final sabes con
seguridad que a ti también te critican, y más si no entras en ese juego.


Compañeros tóxicos graves


– ATAQUE –
comunicación
a una persona con ánimo de dañarla; acusación que se hace a otra persona, física
o moral, de un hecho cierto o falso, determinado o indeterminado, que pueda
causar o cause a ésta una afectación en su honor, dignidad o reputación. En
ocasión, se usan
palabrotas en
dicha comunicación.


– DESCALIFICACIÓN – Muy parecida al ataque, aunque no es necesario que el sujeto
esté presente. Puede ser personal o profesional, y suele ser provocada por
envidias o inseguridades, aunque a veces se trata de simple intolerancia a las
personas diferentes.



AGRESIVIDAD –  
conjunto
de patrones de
actividad que
pueden manifestarse con intensidad variable, incluyendo desde la
pelea ficticia
hasta los gestos o expansiones verbales que aparecen en el curso de cualquier
negociación. Implica
provocación y
ataque.



– MOBBING –

Situación en la que una persona ejerce una violencia psicológica extrema, de
forma sistemática y recurrente y durante un tiempo prolongado sobre otra persona
o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de
comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el
ejercicio de sus labores y lograr que finalmente esa persona acabe abandonando
el lugar de trabajo.


Qué hacer frente a un compañero tóxico



PASIVIDAD: Mientras no te perjudique profesionalmente, ignora su comportamiento,
aunque no a la persona.



NEGATIVIDAD: Debes estar atenta para no dejarte arrastrar por la energía
negativa de tu compañero. En el fondo, el mayor perjudicado es él mismo, ignora
su comportamiento.



CRÍTICA
:
Siempre que puedas frénala de raíz desde el principio. Defiéndete si es haciati, no la dejes pasar o aumentará. Si es hacia otros, pide que no se haga cuando
tú estés presente.



DESCALIFICACIÓN: Tan pronto como te enteres, habla con el compañero y hazle
saber (sin perder las buenas formas) que no vas a tolerarlo, y que si se repite
tomarás cartas en el asunto.



ATAQUE: Ve inmediatamente a hablar con tu jefe y con Recursos Humanos. Es una
actitud intolerable frente a la que debes defenderte.



AGRESIVIDAD: No caigas en la provocación, sólo actúa igual que frente a un
ataque, habla con tu jefe inmediatamente.



MOBBING
:
El mobbing está penado por la ley. Habla con tus superiores y si no te hacen
caso o el mobbing viene de allí, busca un abogado/a laboralista y pon una
denuncia. Si permites que la situación se prolongue ten por seguro que te
costará una depresión más una enfermedad física.


Como verás, hay comportamientos que es mejor ignorar, siendo tolerante con el
compañero que los ejerce. Sin embargo, hay otros comportamientos frente a los
que debes ser inflexible y no tolerarlos bajo ningún concepto por respeto a ti
misma.


En el caso de que sufras mobbing, estamos hablando de algo muy grave, te
recomiendo que además de un abogado busques un/a coach o un/a psicólogo para
aprender a vivir esa situación sin resultar gravemente herida y evitar así
consecuencias muy serias para ti.

“Encuentra la felicidad en el trabajo o no serás feliz.”
Cristóbal Colón


Por

Marta Morón

www.mujerlider.es

Además, le sugerimos inscribirse ahora en nuestros cursos gratis:


Prevención de Demandas Laborales


Prevención de Hostigamiento Sexual en el Empleo