Search

Cómo ser una mujer independiente

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
Claves que caracterizan a las mujeres independientes y cómo conseguir ser una de ellas 


Cada vez
son más las mujeres que por necesidad, presión o gusto trabajan, no tienen
parejas, pueden o no tener hijos. Son
autosuficientes y emprendedoras. “

La mujer
ha sabido obtener un poder y no está dispuesta a dejarlo. Cada vez abarca más
espacios y se siente estimulada porque paso a paso consigue lo que se propone y
lo que da buenos resultados, no tiene porqué abandonarlo”, comenta la
psicóloga española Victoria Palazuelos.

Cuáles
son las características esenciales de una mujer independiente

·
Son sociales, amables, trabajadoras y organizativas

·
Demuestran mucha seguridad y son intuitivas

·
No tienen inhibiciones ni limitaciones sexuales

·
Generar acción, son proactivas y respetuosas

·
Son precisas y
eficaces

·
Son justas, equilibradas y analíticas

·
En momentos de crisis, saben enfrentar los problemas

·
Saben escuchar y aceptar la opinión del otro

·
No son soberbias
ni altaneras

Estas
virtudes resumen parte de la personalidad de este tipo de mujeres. “No es
nada sencillo tenerlas y mucho menos ejercitarlas.

Sin embargo son mujeres que
reaccionan muy bien en momentos de estrés. Saben que hacer sin desesperarse.

Son
emotivas, pero no se irritan porque la experiencia que las ha llevado a ser lo
autónomas que son hoy han hecho que aprendieran de los errores y controlaran su
vida sin dejar que ésta les pase por encima
”, comenta la profesional.

Cómo
intentar ser independiente:

Tomar la
rienda de la propia vida es complejo cuando siempre se ha estado bajo el ala de
otras personas.

“Quienes más sufren este proceso son los jóvenes cuando deben
comenzar a responder por sus vidas y acciones sin contar más con la ayuda de los
padres.

No todos pueden conseguirlo y dependiendo de la educación que se ha
tenido este proceso será más doloroso o simplemente un momento normal que hay
que atravesar
”, comenta la especialista.

·
Intentar dar pequeños saltos de independencia. “Por más sencillos que sean
son importantes para evaluar hasta qué límite se puede llegar”
, aconseja la
psicóloga.

·
Conocerse a uno mismo es uno de los factores más importantes ya que mediante el
conocimiento se puede controlar la propia conducta.

“Una persona bien educada
y que se conoce mucho sabrá distinguir entre sus reacciones, tendrá más
confianza en ella misma, mayor seguridad y más posibilidades de ir logrando
escalón por escalón cada vez más habilidades”
, considera la profesional.

·
Cuando surja un conflicto, no hay que detenerse en él. “Primero hay que rodear
el problema, analizarlo y enfrentarlo.

Esto no significa que haya que ser
impulsiva para tomar decisiones ni intolerante. Se trata de poder reflexionar
sobre el inconveniente y actuar en el momento adecuado sin dejar que el problema
se quede estancado sin solución”, dice la profesional.

Toda
mujer puede ser independiente antes o después. “No se debe tener miedo a ser
protagonista de la propia vida.

Así es como debe ser y las mujeres que tienen
temor deben afrontar esta realidad como algo positivo que enseña y hace crecer
como pocas experiencias en la vida”, finaliza comentando Palazuelos.


No
esperes que la suerte golpee a tu puerta y diga: “Tengo un trabajo para
ofrecerte; uno que te hará sentir feliz y completo”. Tú puedes (y debes)
organizar el futuro de tu carrera profesional. Este
curso gratis
de
Planificación de tu
Carrera Profesional
te ayudará a lograrlo
.

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]