Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo sacarle todo el jugo a un tenedor libre

Siga estos consejos y aproveche hasta el ultimo centavo la proxima vez que vaya a un tenedor libre…
  
  

En una economía estática, los
tenedores libres
(tambien conocidos como
buffet o "todo lo que puedas comer")
están progresando porque la gente quiere obtener lo máximo
posible por su dinero.

Los tenedores libres pueden ser grandes
lugares para obtener más por su dinero, pero recuerde: "todo lo que pueda comer"
y "todo lo que importa comer" son dos conceptos totalmente diferentes.

Los tenedores libres están diseñados para hacer dos cosas:

1. Tomar su dinero.

2. Llenarlo… rápidamente. La nutrición nada tiene que ver con eso, pero hay
algunas decisiones saludables que uno puede tomar.

Estos son algunos de los secretos de los tenedores libres:

Los tenedores libres le dan platos ovales que parecen grandes, pero como
uno no usa platos como éstos en su casa, no siempre se da cuenta de que en
realidad son más pequeños.

Cuando se haya vuelto a llenar el plato una o dos
veces, es posible que ni siquiera haya alcanzado la cantidad de un solo plato de
los que tiene en su casa.

Los platos de los tenedores libres tienden a ser menos hondos que los que se
usan en las casas.

Usted simplemente no puede servirse tanto pollo con papas
como en su casa. Esos pequeños platos nunca parecen tener suficiente comida…

A los tenedores libres les encanta que usted tome gaseosas. Las burbujas
de las gaseosas nos hacen sentir más llenos, y hará que comamos menos comida.

Y además, ¡las gaseosas suelen ser baratas! Para que usted beba aún más, los
tenedores libres cocinan alimentos muy salados para que usted se mantenga
sediento.

En los tenedores libres, quieren que usted coma mucho pan y bizcochos de
grasa. El pan es relativamente barato en comparación con las carnes.

En los tenedores libres, se tomarán su tiempo para levantar los
platos vacíos de la mesa.
Cinco personas comiendo en un tenedor libre, dos platos por cada uno = 10
platos.

Si alguien ve esto, cree que ha comido demasiado, o que incluso tiene
algún tipo de trastorno alimenticio. Resultado: uno se va antes.

Los tenedores libres utilizan sillas incómodas. Una espalda dolorida hará
que uno se vaya antes, en busca del dulce consuelo de los asientos de su auto.

Para obtener el máximo beneficio de un tenedor libre, busque los alimentos más
frescos y de mayor calidad que puede encontrar.

Los tenedores libre pueden
valer la pena cuando uno le da un toque nutritivo, pero para llegar a eso, tiene
que evitar los alimentos recocidos, fritos, y con altos contenidos de grasas,
tan característicos de este tipo de restaurantes.

Si puede, elija verduras crudas,
pollo o pescado al horno, ensaladas y frutas frescas de postre.

Los mejores son los que ofrecen una mega barra
de ensaladas, esos en los que hay 9 tipos diferentes de lechugas y otras
verduras, y que tienen un asistente, que se encarga de agregar verduras frescas
constantemente.

Tomando estos recaudos, los tenedores libres no son tan malos.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)

Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero