Como saber si eres un perfeccionista 

Consejos para mejorar tu autoestima dejando de ser perfeccionista



La gente perfeccionista sufre muchísimo, imagínate una chica perfeccionista que tarda mucho tiempo para arreglarse, cuidarse, cambiarse, no sabe que ropa ponerse. O gente que si no le sale bien una cosa se pasa horas y horas hasta que quede perfecto olvidándose hasta de comer y disfrutar del día… Hay gente también que es perfeccionista con los demás, y hay gente que se siente exigida por los demás.

Vamos a hacer un TEST para ver si somos perfeccionistas o no:

1. ¿Cuando empiezo alguna cosa me preocupa mucho equivocarme?
2. ¿Tengo metas muy elevadas difíciles de alcanzar?
3. ¿Cuándo hago algo no me puedo relajar hasta que salga bien?
4. ¿Si cometo un error siento que todo se estropea?

Si respondiste más de un si eres perfeccionista. El perfeccionista tiene una creencia básica que es “Si lo hago perfecto saldrá excelente” Es decir que se asocia el perfeccionismo con la excelencia y la excelencia es muy distinta al perfeccionismo.



Las ideas más frecuentes que aparecen en la mente de un perfeccionista son “Si lo hago perfecto me amaran” Muchas veces el perfeccionista pone en el logro o en el resultado el amor o el cariño. Es decir “Si lo hago bien valgo y si valgo me van a amar” Entonces lo que está en juego no es solamente lograr algo bien sino que en realidad el premio secundario es el amor o el afecto de los demás.

El perfeccionismo se aprende en casa, a veces se aprende por tener padres ansiosos, se aprende también por imitación. Y al perfeccionista lo que le pasa es que mira la meta y cree que tiene que llegar de manera perfecta sin ninguna complicación por el camino. Nada de avanzar y retroceder, dar dos pasos adelante y dos para atrás.

Tiene la ilusión de que todo tiene que ir perfectamente bien y de ahí viene uno de los grandes miedos del perfeccionista que es “el error”. Es decir que el error es algo terrible que piensan que te hace retroceder, no lo entienden como una oportunidad para ver más claro el camino a seguir. Y es que el error realmente nos acerca a la meta, el aprendizaje se compone claramente de aciertos y errores.

Para dejar el perfeccionismo y aumentar tu autoestima tienes que ver que los errores son parte de la vida, y también meditar sobre ciertas creencias que tenemos y que no nos hacen bien como la de: “Si lo hago perfecto me amaran” o “Si lo hago perfecto vale” que es otra creencia falsa, es decir que si no está bien hecho las cosas no sirven.

Otra creencia es “Si lo hago sin errores tendré paz” Y estas metas altas e irreales hace que uno termine frustrado. Si te ocurre esto y te equivocaste proponte ver qué cosas hiciste bien.

Cuando el error nos paraliza entonces entramos en el camino del perfeccionismo, pero cuando el error es parte del proceso de aprendizaje y crecimiento entonces disfrutamos lo que hacemos. Por lo tanto para aumentar tu autoestima proponte disfrutar un poco más y valorar tu esfuerzo y no tanto el logro y nunca asocies tu autoestima por lo que hagas. Valemos por lo que somos y nunca por lo que hacemos.

Elias Berntsson es autor de "15 claves para una autoestima indestructible", un curso completo de 15 módulos donde aprenderás a mejorar y sanar tu autoestima de manera permanente. Comienza ahora mismo haciendo clic aquí