Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo repartir las tareas domésticas

Consejos prácticos para que se pueda lograr un equilibrio en la pareja a la hora de repartirse las tareas del hogar 

Compartir las tareas domésticas ayuda a que el vínculo entre ambos miembros de la pareja se fortalezca.

Un estudio llevado a cabo por la empresa internacional Ipsos y Mapa Spontex se dedicó a analizar los hábitos de hombres y mujeres cuando están en la casa.

Datos recogidos en Reino Unido, Francia, España e Italia demuestran que las actividades del hogar son motivo de discusión en una de cada dos parejas.

Tareas que más evitan los hombres según esta investigación:

· Planchar (73 por ciento)

· Limpiar el baño (67 por ciento)

· Cambiar sábanas (61 por ciento)

· Limpiar los pisos (67 por ciento)

· Sacar los residuos (74 por ciento) 

Excusas que utilizan los hombres para no llevar a cabo las labores del hogar:

· Elogio de cómo hacen las tareas las mujeres

· Falta de tiempo

· Falta de habilidad

Consejos para lograr la igualdad doméstica

· Es importante que la mujer pueda establecer límites. “En la pareja tiene que existir flexibilidad y colaboración para que la relación de pareja prospere.

Hay que hacer un acuerdo y respetarlo para que no exista una sobrecarga y el otro se desentienda como si no tuviera responsabilidad en sacar adelante un hogar
”, comenta la psicóloga española Muriel Vergara Campos.

· Apuntar en una lista todas las labores cotidianas y repartirlas. “Organizarlas por día para ejecutarlas.

Para esto hay que tener muy en cuenta los horarios de cada uno y dejar las tareas más pesadas para los días que no se trabaja o se dispone de tiempo”
, sostiene la profesional.

· Aunque resulte molesto dejar cosas pendientes, es conveniente no hacer las tareas que el otro tiene destinado ya que mantener la higiene y el orden es beneficio para todos los integrantes del hogar.

Si quedan labores sin hacerse podrá valorar lo que implica llevarlas a cabo.

· “Los hombres van perdiendo el privilegio de no hacer nada cuando llegan al hogar después de trabajar. De a poco hay que ir acostumbrándolos a que se incluyan en este nuevo modelo.

Las mujeres también trabajan y cuando llegan a la casa tienen que ponerse a cocinar, limpiar y encargarse de los hijos.

Ambos deben llevar una misma responsabilidad en todo lo que implica el vivir juntos y hacerse cargo de una pareja
”, explica la especialista.

El Experto en Romance de Oprah, Michael Webb, es el autor de 500 Consejos para Hacerlo Mejor, un libro lleno de maneras de condimentar su vida amorosa, añadir más pasión, placer e intimidad a su experiencia.
Para saber más,
haz clic aquí