Cómo reparar tu computadora en tu casa

¿Necesita reparar su computadora, pero no tiene ni el tiempo ni el dinero suficiente como para llevársela a un profesional? No te preocupes, te ayudamos a solucionar los siete problemas comunes utilizando recursos que usted probablemente ya tenga en su casa
  
  

1-Ejecute el antivirus

Una gran proporción de los
problemas de las computadoras modernas son causados
por virus. Computadoras que se vuelven lentas, descargas que se estancan y
ciertos errores extraños son síntomas de este flagelo de la computación moderna.

Aunque usted tenga instalado un programa
antivirus, eso no le garantiza que vaya
a repeler todos los virus antes de que infecten su computadora.


Al igual que sucede con los virus de la vida real, a veces los virus
informáticos llegan a adaptarse lo suficiente como para superar las defensas.

Sin embargo, el software antivirus está en constante actualización, para poder
contrarrestar los virus que surgieron la semana pasada y del último mes, por lo
que si se usted ejecuta una exploración completa de su disco duro utilizando su
antivirus, probablemente encontrará infecciones activas.


2 Limpie el registro



Este consejo se aplica especialmente a aquellas computadoras que tengan
versiones antiguas de Windows o que hayan tenido mucha acción durante el último
año.

Cada vez que usted incorpore un cambio importante en su equipo, Windows
actualiza su registro. Instalar o eliminar programas, cambiar configuraciones
importantes, y muchas otras cosas más le agregan información al registro de
Windows sin que usted tenga que limpiarlo.

Pero a medida que su registro se llena, tiende a dejar de funcionar
efectivamente. Su computadora se ralentiza y se generan errores, e incluso se
puede llegar a bloquear su equipo.

Por suerte, la limpieza de su registro es una tarea fácil y existen muchos
programas, tanto gratuitos como pagos, que le ayudarán a hacerlo. Un software de
este tipo no va a aumentar la memoria de su computadora, sino que va a limpiar
todos los archivos innecesarios, detectar el “malware”, eliminar las claves de
registros no utilizadas, actualizar automáticamente el controlador, entre otras.


En este momento, yo recomiendo el programa “PC Matic”, que hace todo el trabajo
por mí. Este software es increíble y ha ganado varios premios importantes. Usted
puede obtener un análisis gratuito de su equipo para ver cómo funciona antes de
comprarlo.

3- Modo seguro

La mayoría de las personas con las que he hablado sobre este tema parecen no
tener idea de lo que es el modo seguro. ¿Y usted? La respuesta es que sirve para
solucionar los problemas más importantes de Windows desactivando algunas
acciones predeterminadas. Por ejemplo:

• El modo seguro evitará que la mayoría de los programas se inicien
automáticamente, por lo que si su problema es con uno de esos programas, lo
descubrirá de inmediato.

• El modo seguro evitará que se carguen los controladores de la mayor parte del
hardware no esencial, por lo que si su hardware está funcionando
incorrectamente, usted lo descubrirá inmediatamente.

• El modo seguro también puede ayudarle a descubrir los daños causados por los
virus, pero el software antivirus está en mejores condiciones para hacerle
frente a esos problemas.

Para acceder al modo seguro, mantenga presionada la tecla F8 cuando comience a
prenderse el equipo.


4-Culpe a Windows


A veces el problema del ordenador es el sistema operativo, Windows. Eso no
significa necesariamente que Microsoft esté andando mal, también puede ser que
un virus haya borrado un archivo importante.

Sin embargo, diagnosticar un problema de Windows desde Windows puede ser un
reto. Lo que se necesita es una autoridad externa, yo sugiero Linux.

Usted puede descargar un CD de Linux que no va a instalar nada en su
computadora, pero que va a ejecutar el Linux mientras el CD (o el DVD) esté en
la unidad del disco.


También puede usar Ubuntu:

Vaya a la página web de Ubuntu, descargue el CD o DVD actual, lo que usted
prefiera (el DVD tienen más cosas, pero lleva más tiempo descargarlo), grabe el
CD o DVD y póngalo en su computadora. Reinicie su ordenador y fíjese si
funciona.

Si Linux puede hacer que su computadora funcione, entonces no hay ningún
problema con el hardware ni con Windows, así que siga con los siguientes
consejos para saber cómo reparar su computadora.


5- Vuelva a instalar Windows

En los días del Windows 95 y 98, la gente solía reinstalar Windows
aproximadamente una vez por año sólo para que las cosas siguieran funcionando
sin problemas.

Ese fue el máximo progreso del Windows XP, que se mantenía
estable durante períodos mucho más largos. Pero si usted tiene un problema con
Windows que no puede arreglar de ninguna otra manera, reinstalar Windows sigue
siendo la mejor opción.

Es importante hacer copias de seguridad de los archivos importantes antes de
reinstalar Windows. Si su equipo no puede ni siquiera iniciar Windows, puede
utilizar el método descrito anteriormente para utilizar el Linux y guardar sus
archivos y copiarlos a un DVD o a un disco duro externo, o bien sacar el disco
duro de su ordenador y utilizar un adaptador de disco duro para copiar los
archivos a otra computadora.

Después de realizar una copia de seguridad de sus archivos, volver a instalar
Windows debería ser fácil. La mayoría de las computadoras actuales permiten
reinstalar Windows desde una entrada especial del menú de inicio (si no
encuentra esa opción, consulte el manual de su computadora).


6- Soplar los problemas

Si el problema de su ordenador es el hardware y no el software, puede que usted
no pueda hacer mucho. La mayoría de los sistemas electrónicos no pueden ser
reparados. Si se rompen, no sirven más. Sin embargo, hay una cosa que usted
puede hacer para “revivir” un dispositivo electrónico: soplarlo.

En concreto, soplarlos para sacarles el polvo. El polvo funciona como un
aislante, funcionan casi exactamente igual (principalmente con la celulosa).

Con el polvo reteniendo el calor en el interior de su computadora, las piezas
comenzarán a fallar. La mayoría de los aparatos electrónicos más modernos están
diseñados para funcionar sólo hasta alcanzar unos 35 grados antes de apagarse
automáticamente para evitar daños graves o incluso incendios.

Si se deshace del polvo, las piezas no se calentarán y usted podrá empezar a
trabajar de nuevo. Pero se lo advierto: las partes dañadas por el calor tienen
más probabilidades de fallar que las partes no dañadas, así que no espere
milagros.

Para eliminar el polvo de su ordenador (cuando esté apagado), tome un pañuelo,
cúbrase los ojos, inhale a través del pañuelo, y sople lo más fuerte posible sin
escupir.


Si no, usted podría trabajar mucho más rápido (aunque con un costo) usando una
lata de aire comprimido que puede obtener en un supermercado o en un negocio de
suministros para la oficina.


7-El último recurso

Si ninguna de las técnicas descritas anteriormente lo ayudó a reparar su
computadora, le sugiero que pida ayuda. Llame al fabricante, incluso aunque el
equipo esté fuera de garantía.

La
mayoría de los fabricantes tienen números de teléfono gratuitos de atención al
cliente, por lo que llamar no le costará nada. Lo peor que le puede pasar es que
sean incapaces de ayudarlo. Por otra parte, pueden comentarle una manera para
reparar su equipo.

Si deseas
transformarte en
un experto en computadoras
y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos,
te sugerimos el curso "Como
aprender a diagnosticar y reparar PC”s y Laptops
" que encontrarás haciendo
clic aquí