Cómo renunciar a un trabajo (y cómo no hacerlo)

¿Cómo se debe renunciar a un trabajo? ¿Qué es lo que no se debe hacer al presentar la renuncia? ¿Qué hacer y qué no hacer al renunciar…?
Hay quienes dejan una nota sobre el escritorio de su jefe diciendo que renuncia y que no va a regresar.

Otros se enojan, le gritan a su jefe y se van. Ninguna de estas opciones, por supuesto, es la mejor manera de renunciar.

El empleado que renuncia como corresponde, dando dos semanas de preaviso, escribiendo una carta de renuncia en buenos términos, y dándole las gracias al empleador por las oportunidades que le brindó durante su estadía en la empresa,  dejará una imagen positiva y tendrá mayores probabilidades de obtener una buena referencia.


Esto es lo que debe (y lo que no se debe) hacer al dimitir de su trabajo:

Limpie su computadora. Incluso aunque usted avise con anticipación, su empleador puede decidir que usted deje de trabajar en ese momento, y puede pedirle que se vaya de inmediato.

Antes de presentar su renuncia, limpie su computadora. Elimine sus archivos personales y sus correos electrónicos.

Asegúrese de tener la información de contacto de todas las personas con las que necesite mantenerse en contacto después de renunciar.


No diga todo lo que piensa.
Independientemente de cuánto odie su trabajo, a su jefe o a la empresa, no lo diga.

Aunque renunciar sea la mejor decisión laboral que haya tomado en toda su carrera, guárdeselo para usted.

Su carta de renuncia se colocará en su archivo personal, y puede volverse en su contra incluso varios años después de haber renunciado. Honestamente, no vale la pena expresar todo lo que usted piensa.


Avise lo antes posible.
A menos que la situación sea insostenible, dar un preaviso de dos semanas es una práctica habitual al renunciar.

No es recomendable renunciar sin previo aviso. Si usted quiere dimitir antes, es apropiado preguntar si puede hacerlo.


Escriba una carta de renuncia.
Es recomendable escribir una carta formal de renuncia para su archivo personal, incluso aunque renuncie por correo electrónico o por teléfono.

No es necesario decir mucho, simplemente decir que renuncia y cuándo será su último día de trabajo. Si no está seguro de qué decir, busque un modelo de una carta de renuncia que se adapte al escenario de su trabajo.


Obtenga los detalles.
Cuando le diga a su jefe o al departamento de recursos humanos que va a renunciar, asegúrese de obtener todos los detalles sobre los beneficios que le corresponden y el salario que tiene derecho a cobrar cuando se vaya.

Averigüe cómo mantener su cobertura médica, si puede capitalizar las vacaciones que no utilizó y todos los otros datos que considere necesario.


No sea negativo.
Cuando esté hablando de su renuncia con sus compañeros de trabajo, trate de hacer hincapié en los aspectos positivo y hable de cómo la empresa ha contribuido a mejorar su carrera, aunque sea el momento de buscar otro rumbo.

No se gana nada siendo negativo – cuando uno está por irse, es preferible hacerlo en buenos términos.


No alardee sobre su nuevo trabajo.
Incluso aunque haya conseguido el mejor trabajo del mundo, no alardee sobre eso.

¿De qué le sirve hacer que los que muy pronto serán sus ex-compañeros se sientan mal porque usted se va, no sólo porque lo van a extrañar sino porque consiguió un gran trabajo?


Ofrezca ayuda.
Si es posible, ofrezca su ayuda durante el período de transición e incluso después del mismo. La oferta puede no ser aceptada, pero será apreciada.


Pida referencias.
Pregúnteles a sus colegas y a su jefe si estarían dispuestos a brindarle una referencia.

Si están de acuerdo, pídales que le escriban una recomendación en LinkedIn, o que estén disponibles para ser contactados por correo electrónico o por teléfono.

Esta referencia formará parte de su perfil de LinkedIn, lo que puede resultar de gran ayuda para futuras búsquedas de empleo.


No se olvide de decir adiós.
Antes de irse, tómese un tiempo para enviarle un mensaje de despedida a sus compañeros de trabajo, haciéndoles saber que usted ha conseguido otro trabajo o va a comenzar a buscar otro empleo, que se va a retirar o lo que sea que vaya a hacer con su vida.

Resulta apropiado enviar un mensaje de despedida por correo electrónico. También puede incluir información de contacto para que puedan mantenerse comunicados.