Cómo recuperar la energía

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
Consejos para recuperar las ganas y la energía perdidas y decir adiós al cansancio


La
pérdida de la
energía tiene directa relación con el tipo de vida que se lleva.
“El estrés, la cantidad de tareas que hay que llevar a cabo, la
ansiedad que
genera no poder cumplir con todas las obligaciones hace que el organismo baje la
guardia y la persona se siente desmotivada, sin ánimo de hacer frente a todo,
mucho más teniendo en cuenta que al día siguiente será más de lo mismo”
,
sostiene la psicóloga española Laura Izquierdo González.


Alternativas para poner en práctica cuando la fuerza se desvanece:

·
Desayunar debidamente
es importante para encarar el día con energía. “No es
lo mismo una persona que comienza una carrera diaria sin haberse alimentado
adecuadamente y otra que sí lo ha hecho. Es de vital importancia que se pueda
establecer una rutina en este sentido
”, explica la especialista.

· Los
pequeños descansos suelen funcionar muy bien cuando existe una sobrecarga de
actividades. “Relajarse durante algunos minutos no es sinónimo de perder el
tiempo
”, comenta la profesional.

·
Evite alejarse de las situaciones que provocan la pérdida de energía: peleas con
la pareja, discusiones con los hijos o labores domésticas que no se quieren
hacer.

“Es fundamenta darse cuenta de lo que causa la fatiga. Las discusiones
quitan mucha energía y es mejor evitarlas o intentar que no se produzcan.

En
cuanto a las tareas del hogar, hay que organizarse para no tener que hacer todo
a la vez y así no agobiarse mentalmente antes de ponerlas en práctica
”,
expresa Izquierdo.

· En
muchas situaciones, las personas con constante cansancio tampoco logran
conciliar el sueño a la noche. “Establecer una rutina de sueño. Irse a la
cama siempre a la misma hora, antes darse un baño relajante, intentar dejar los
problemas de lado para poder descansar.

Dormir lo suficiente ayuda a enfrentar
mejor los inconvenientes al día siguiente y sobre todo verlos de distinto modo
”,
comenta la psicóloga

· Las
vitaminas pueden ser un buen aliado para equilibrar el organismo, pero siempre
antes de consumirlas hay que consultar a un médico que las recete.

· Si
se disponen de quince minutos por la tarde, una siesta es una buena manera de
mejorar la calidad de vida. “Se necesita muy poco tiempo para relajarse
mental y físicamente. Si se tiene la costumbre de descansar unos instantes se
notará la diferencia
”, recomienda Izquierdo.

·
Apuntarse a un curso de yoga o meditación. “La energía vuelve a fluir y mediante
la práctica de esta actividad se posible encontrar de nuevo el centro de la
vitalidad perdida”, asegura la experta.

·
Practicar una correcta respiración. “En los momentos en los que se sienta que
se está ingresando en una etapa de ansiedad y cansancio, hay que poner en
práctica el ejercicio de la respiración.

Ésta debe ser lenta y profunda. Una
buena medida es recostarse en el piso boca arriba y poner la mano en el vientre.
Inspirar y exhalar lentamente, sintiendo el cuerpo durante varios minutos y se
habrá alcanzado algo de relajación
”, sostiene la profesional.

La fatiga
se produce por las múltiples tareas que hoy en día sobre todo la mujer debe
llevar a cabo. “La intención es cuidarse y quererse un poco más.

Nadie en
este mundo es capaz de hacer todo junto y maravillosamente. Nadie es perfecto,
siempre quedan cosas pendientes y todos necesitamos la colaboración de otros
para poder funcionar en este mundo.

Pedir ayuda de los demás integrantes de la
familia es un paso que hay que dar aunque no se esté acostumbrada a pedir”
,
recomienda Izquierdo.


Y si quieres aprender los secretos para vivir más y mejor a través de la
comida, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de
Nutrición saludable
, haciendo clic
aquí
.

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]