Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo reciclar las pilas usadas

Si quieres cuidar el medio ambiente, tu propio hogar es un buen lugar para comenzar. Y las pilas usadas, el principal contaminante del que debes ocuparte…
  
  


Las pilas son productos muy contaminantes y no pueden arrojarse a la bolsa de
residuos como si se tratara de cualquier tipo de desecho. Con ellas hay que
tener un cuidado especial ya que los metales que contienen, si quedan en la
superficie son capaces de contaminar absolutamente todo.


El tratamiento especial que requieren las pilas consiste en separar los
metales
del resto de materiales que constituyen la pila y los trituran.


Tipos de pilas


1.- botón: son las utilizadas en relojes o calculadoras. Son las más pequeñas,
pero las más contaminantes.


2.- baterías de móvil: son pilas recargables generalmente de
níquel
o cadmio


3.- Cilíndricas: son menos contaminantes que las de botón, pero se fabrican
muchas más que cualquier otro modelo.


Cómo reciclar las pilas


1.- Llevar las pilas a los contenedores especiales que se encargan de recogerlas
y trasladarlas a las plantas de reciclaje en donde las pilas son trituradas
previa separación de metales.


2.- Enterrarlas en vertederos controlados.


¿Cuáles son los procedimientos que no deben realizarse?


1.- Las pilas no pueden desecharse junto al resto de residuos comunes.


2.- Tampoco es recomendable llevarlas a un vertedero que no esté controlado ya
que los metales pueden contaminar las aguas y en consecuencia a los seres vivos.


3.- Las baterías no deben incinerarse ya que el humo que se desprenda de ellas
puede llegar a ser muy tóxico y comprometer la salud.


Con los materiales que se recuperan del reciclaje hecho en las plantas
especiales se pueden fabricar nuevas baterías, altavoces y acero inoxidable.


Consejos prácticos para cuidar el medio ambiente


1.- Una sola pila de botón puede llegar a contaminar 600.000 litros de agua.


2.- No resulta conveniente mezclar pilas usadas con pilas nuevas ya que de
hacerse, se reducirá la vida útil de ambas.


3.- El mercurio es el metal más peligroso que contiene una pila. Las pilas
recargables de níquel-metal hidruro son las menos nocivas para la salud y el
medio ambiente.

Si estás interesado en la ecología
y en llevar una vida más amigable con el medio ambiente, inscríbete ahora en
nuestros cursos gratis:

Energías
renovables

Ecología
global