¿Cómo puede un menor de edad obtener la ciudadanía estadounidense?

Existe una cantidad de maneras para que, además de por nacimiento, los niños menores de 18 años puedan obtener la ciudadanía estadounidense
  
  

En algunos casos se
naturalizan cuando lo hacen sus padres y en otros, cuando se alcanzan ciertas
condiciones, pueden convertirse en ciudadanos automáticamente. Como muchas leyes
que se refieren a ciudadanía y naturalización, las leyes que abarcan a los niños
tienen una historia larga y compleja. Sin embargo, mucha de su complejidad fue
eliminada cuando entró en vigencia el Acta de Ciudadanía del Niño del 2000.
 



¿Qué hace falta para que un niño se convierta en ciudadano de los Estados
Unidos?



Bajo el Acta de Ciudadanía del Niño, existen tres requisitos principales.
Primero, por lo menos uno de los dos padres debe ser ciudadano estadounidense,
ya sea por nacimiento o por naturalización.

Segundo, el niño debe tener menos de 18 años; y tercero, el niño debe estar
viviendo en los Estados Unidos bajo la custodia del padre ciudadano y ser
residente permanente. Tanto los niños naturales como los adoptados son tratados
de igual manera bajo esta ley.



El Acta de Nacionalidad del Niño provee ciudadanía automática para los niños que
califiquen, luego de que se reúnan todos los requisitos. No se requiere un
proceso de naturalización y el niño puede obtener prueba de ciudadanía ya sea
presentando una solicitud para el Certificado de Ciudadanía ante el Servicio de
Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS) o una solicitud para el
pasaporte estadounidense ante el Departamento de Estado.




¿Qué pasa si un niño no califica bajo el Acta de Nacionalidad del Niño? ¿Puede
ser naturalizado de alguna otra manera?



Los niños que no califican para ciudadanía automática bajo esta ley pueden de
todos modos obtener la naturalización. Para que esto suceda, uno de los padres
debe ser ciudadano –ya sea por nacimiento o por naturalización– y ese padre debe
reunir ciertos requisitos de residencia (típicamente, haber vivido en los
Estados Unidos por un mínimo de cinco años, dos de ellos después de los 14
años).



El niño debe estar en custodia física y legal del padre ciudadano, y debe estar
legalmente en los Estados Unidos, aunque no se requiere ser residente
permanente. La solicitud puede ser presentada desde el exterior, pero el niño
debe estar en los Estados Unidos antes de que él o ella sean naturalizados.


Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en inglés. Puede
hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros
cursos gratis
de



Inglés

Visas
de inmigrante y no inmigrante a los Estados Unidos: visa H1-B, visa J-1, visa
L-1, visa Láser, waivers, visas para médicos y enfermeras