Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Cómo prevenir la aparición de las várices

Prevenir la aparición de las várices no es una tarea sencilla, pero hay mucho que puede hacer para evitarlas, aliviar su dolor y la incomodidad que provocan. Esto es lo que debes tener en cuenta:
  
  


1. Evite

permanecer de pie o sentado por largos períodos de tiempo


Si su trabajo, profesión o actividad cotidiana lo obliga a permanecer de pie por
muchas horas, lo ideal es que trate de moverse tanto como te sea posible o
cambie el peso de un pie a otro.


Evite mantener las piernas cruzadas.
Mantenga
sus rodillas firmes, flexione los músculos de su pantorrilla y gire las
articulaciones de los tobillos.


Deberá tomar las mismas medidas si permanece sentado por largos períodos de
tiempo. En el caso de que trabaje en una oficina, lo ideal es que siempre que le
sea posible tome pequeños descansos, póngase
de pie y camine a su alrededor
.


Cuando regrese a tu escritorio evite cruzarse de piernas pues esto impide la
correcta circulación. En lugar de ello, intente flexionar los músculos de sus
pantorrillas balanceando sus piernas de arriba hacia abajo. Esto favorecerá a
una correcta circulación. 


2. Practique

actividad física regularmente


Realizar actividad física regularmente no sólo puede ayudarlo a prevenir y
disminuir las várices, sino que tiene muchos beneficios para la salud.


Puede
ayudarlo a perder peso, a ponerse en forma y a reducir el riesgo de enfermedades
cardiovasculares. El
ejercicio además es útil si tiene várices ya que le permite tonificar y
fortalecer los músculos de las piernas a la par que mejora la circulación.


Puede comenzar a realizar actividad física de bajo impacto como caminar, trotar,
montar bicicleta, nadar, etc. Estas son excelentes prácticas que puede realizar
independientemente del estado físico en el que se encuentre.

Lo ideal es que realice ejercicios regularmente por un período no inferior a 30
minutos al menos cinco veces a la semana.


3. Evite

el exceso de peso


Tener un
peso saludable es muy importante no sólo para gozar de una buena salud
sino que puede ayudarlo a mejorar la circulación, haciendo que la sangre fluya
correctamente hacia el corazón.

Las
personas que tienen sobrepeso ponen una tensión extra en el cuerpo y esto
colabora con la aparición de las várices
.


Esto se debe a que la presión que se ejerce sobre las venas cuando una persona
está por encima de su peso normal, hace que las mismas se debiliten, se hinchen
y; por consiguiente se restringe la llegada de la sangre al corazón.


Si está excedido de peso le recomiendo que comience un plan nutricional que
consista en llevar una dieta equilibrada y lo combine con la práctica de
actividad física. Verá que en muy poco tiempo comenzará a disfrutar de numerosos
beneficios.


En el caso de que no sepa qué tipo de dieta debe realizar o cuál es el plan de
actividad física indicado para usted, le recomiendo que acuda a su médico de
cabecera.


El mismo le recomendará una dieta y un plan de actividad física que se
adapte a sus necesidades y lo ayude a perder peso de manera saludable y
progresiva.


4. Lleve

una dieta saludable


Junto con el ejercicio y el control del peso, un estilo de vida saludable
colaborará para prevenir la aparición de las várices. Una dieta saludable y
equilibrada lo ayudará a mantenerse en forma, gozar de buena salud y mejorar la
circulación en sus venas.


Lo ideal es que opte por una dieta alta en proteínas, fibra, carbohidratos
saludables y baja en grasas saturadas.


El hecho de incluir fibras en cualquier
dieta es fundamental ya que la misma acelera el metabolismo ayudando a quemar
grasas, brinda sensación de saciedad por mayor cantidad de tiempo, ayuda a
mejorar la digestión y previene el estreñimiento.


5. Utilice

medias de compresión


Las medias de compresión son muy útiles ya que ayudan a disminuir la hinchazón
en las venas y colaboran con una mejor circulación.


Lo que se hace mediante la
compresión es presionar los músculos de las piernas permitiendo que la sangre
fluya hacia el corazón.


6. Evite

el uso de ropa ajustada y tacones altos


Los tacones pueden lucir muy bonitos en las piernas de una mujer, pero si los
utiliza por un largo período de tiempo, pueden llevarla a tener problemas de
circulación.


Esto se debe a que cuando se usan tacones, el principal esfuerzo
para caminar lo hacen los músculos de los glúteos en lugar de los músculos de
las piernas y esto no colabora con un buen flujo sanguíneo.


Si usted es mujer y utiliza tacones, le recomiendo que opte por zapatos de taco
bajo o sandalias. En el caso de que le resulte difícil renunciar al taco alto,
lo que puede hacer es limitar la cantidad de tiempo que los utiliza.


Alterne los
tacos altos con tacones bajos y luego de utilizarlos, eleve sus piernas por un
rato.


Lo mismo sucede con la ropa ajustada. Este tipo de prendas limitan el flujo
sanguíneo agravando la condición de las várices.


Por este motivo lo aconsejable
es que evite el uso de prendas ajustadas y; en su lugar, utilice ropa holgada y
cómoda.

Por
Estefanía Garret – Especialista en flebología. Autora de “Várices Nunca Más”, un
método que promete
mejorar várices y arañas vaculares en 60 días o menos.
Encuéntralo haciendo
clic aquí
ahora