Cómo preparar una deliciosa mousse

Para chuparse los dedos: mousse de chocolate blanco, mousse de lima limón y una variante salada: mousse de calabaza
  
  

Este espumado de origen francés es muy fácil de elaborar. La única precaución
que es importante considerar es que debe consumirse rápidamente ya que se cocina
con huevo crudo. También resulta de vital importancia conservarla en todo
momento en la nevera.


Mousse de chocolate blanco


Ingredientes:

·
Tres cucharadas de nata o crema de leche

·
180 gramos de
chocolate blanco

·
Dos cucharadas de azúcar

·
Tres yemas de huevo

·
Cuatro hojas de gelatina sin sabor

·
Hojas de menta para decorar


Procedimiento:


1.- Derretir el chocolate a baño maría. Reservar


2.- Agregar las yemas a un recipiente,  la nata y con la ayuda de varillas
eléctricas, montarla. Cuando esté casi lista agregar el azúcar. Reservar


3.- Remojar las hojas de gelatina en un bol con agua y escurrir.


4.- Calentar la nata y agregar la gelatina. Mezclar para que todo quede disuelto
y homogéneo. Añadir el chocolate y remover muy bien. Incorporar la nata montada
y repartir en diferentes copas. Decorar con una hoja de menta. Si no se va a
consumir rápidamente, reservar en la nevera.


Mousse de lima limón


Ingredientes:

·
Zumo de dos limones

·
Zumo de una lima

·
Dos hojas de gelatina sin sabor

·
Dos claras de huevo

·
60 gramos de azúcar

·
Azúcar de limón y lima (el azúcar aromatizado se vende en pastelerías o tiendas
de repostería)

·
300 ml de nata 


Procedimiento:


1.- Colocar las hojas de gelatina en agua durante cinco minutos.


2.- Mientras tanto, calentar el zumo de limón y lima y agregar el azúcar.


3.- Montar la nata. Aparte montar las claras.


4.- añadir el zumo a la nata, la gelatina y de modo muy suave y con la ayuda de
una espátula incorporar la nata y las claras. Remover suavemente todo y servir
en copas.


5.- Antes de consumir adornar con el azúcar de limón.


Mousse de calabaza


Ingredientes:

·
30 gramos de calabaza

·
100 gramos de nata batida o crema

·
Tres yemas de huevo

·
Dos claras de huevo

·
Una cucharada de canela


Paso a paso:


1.- Quitar las semillas de la calabaza, cortarla en trozos y cocerla en agua
hasta que esté bien blanda. Pasar por la batidora junto a medio vaso de agua, la
canela y el azúcar.


2.- Colocar la gelatina en un poco de agua. Batir las yemas y añadir la crema.
Sumar la calabaza y la gelatina escurrida. Remover muy bien. Y dejar enfriar en
la nevera.


3.- Ir batiendo las claras hasta conseguir el punto de nueve. Agregar de a poco
a la mezcla anterior.


4.- Servir la mousse en copas individuales y dejar enfriar como mínimo dos horas
en la nevera antes de consumir.

Encuentra el secreto para
adelgazar
comiendo de todo
en el libro "Comidas
adelgazantes
" de Michelle María, haciendo
clic aquí
ahora