Cómo pedirle a tu jefe que te deje trabajar desde tu casa

El teletrabajo está de moda, pero no todos los jefes se dieron por enterados. ¿Cómo lograr que el tuyo te deje trabajar en forma remota?
Ahora más que nunca, es posible en muchas profesiones distintas, trabajar desde casa. A medida que la tecnología se sigue expandiendo, y cada vez más empresas desarrollan sus operaciones online, muchas tareas pueden realizarse de forma remota.

Cada vez más empresas le permiten a sus empleados que trabajen desde sus casas, al menos por unos días a la semana.

Esto no sólo puede aumentar la eficiencia del trabajador individual, eliminando el tiempo de viaje y las distracciones de la oficina, por ejemplo; también puede ahorrarle a la empresa recursos valiosos.


Si usted desea trabajar desde su casa, debería elaborar un plan estratégico para aproximarse a su empleador. Decida qué horarios estaría interesado en cumplir, y qué podría funcionar mejor para usted y su empresa.


Usted deberá mantenerse flexible al negociar un posible acuerdo para trabajar desde su casa. Cuanta mayor flexibilidad le demuestre al empleador, mayores serán sus probabilidades de obtener un "sí" como respuesta.

Estos son algunos consejos:


Entienda las políticas de recursos humanos de su empresa y asegúrese de respetarlas al iniciar el camino hacia el trabajo desde su hogar.

Defina un plan con su jefe que demuestre cómo va a cumplir con sus responsabilidades y seguir contribuyendo al equipo y a la compañía.

Concéntrese en objetivos mensurables que usted puede señalar y haga que su director se siente cómodo con que usted trabaje de forma remota.

No se concentre sólo en sus necesidades y en los beneficios que usted recibirá desde una perspectiva personal.

También tiene que analizarlo desde la perspectiva de la empresa. Al reunirse con su jefe, explíquele en qué se podrían beneficiar tanto usted como la organización.

Piense en lo que realmente significa trabajar de forma remota antes de hablar con su jefe. Asegúrese de tener un espacio de trabajo eficaz y contar con la tecnología y los materiales adecuados para trabajar con eficacia desde su casa.

Comprométase a someterse a un período a prueba y a controles regulares, y esté dispuesto a realizar ajustes para que resulte beneficioso para usted, para su equipo y para su empleador.

Piense en cómo va a mantener su presencia en la oficina, comunicándose por teléfono y por correo electrónico.

Sea flexible. Lo que pueda resultar más beneficioso para su empresa puede ser diferente en enero que en julio.

Si el verano es la temporada alta de su empresa, esté dispuesto a acudir a la oficina más seguido durante esos meses. Si usted espera que su jefe sea flexible, usted también tendrá que adaptarse a sus necesidades.

Tenga en cuenta que puede que su jefe no pueda darle permiso durante su reunión. Es posible que tenga que consultar con su supervisor y/o con el departamento de recursos humanos de la organización.


La redacción por escrito de un plan para trabajar de forma remota sin perder eficacia puede ayudar a su supervisor a obtener el permiso. De hecho, es posible que resulte recomendable poner su solicitud por escrito antes de la reunión.


De esa manera, su jefe no estará sorprendido por su solicitud y usted contará con una justificación de por qué no necesita pasar todas sus horas de trabajo en la oficina.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)
Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero