Cómo ocultar la barra de tareas

Sepa como mantener ocultas la barra de tareas, y lograr así que su pantalla disponga de un mayor espacio de trabajo

Siempre es útil tener mayor espacio disponible en la pantalla, por lo que le podría ser útil que, cuando no necesite utilizar su barra de tareas (la barra gris que se encuentra al pie de la pantalla), la mantenga oculta.

 No se preocupe: la misma no desaparecerá para siempre, puesto que, de hecho, cuándo la necesite, solo tendrá que llevar el cursor de su mouse al área donde se encontraba esta barra, y esta aparecerá nuevamente. Esta propiedad de ocultamiento automático se encuentra en la mayoría de las versiones de Windows.

 Para habilitar la función de Ocultamiento automático:

 a) Haga un clic con el botón derecho del mouse en un área de la barra de tareas que se encuentre “en blanco”, es decir sin ningún ícono.

 b) Se desplegará un menú. Haga un clic con el botón izquierdo del mouse en “Propiedades” (Properties) o “Personalizar”. 

c) Una vez que esta opción se abra, diríjase a la solapa “Opciones de la barra de tareas”, seleccione (coloque una tilde) en el recuadro de ocultamiento automático y clickee “Aceptar”.

 Como habrá visto, esta tarea es muy simple. Cuando está navegando por Internet, también podría activar el auto ocultamiento del menú del Internet Explorer, que se encuentra arriba de la pantalla, y navegar a pantalla completa (Full screen). Para lograrlo:

 a) Con el Internet Explorar abierto, presione la tecla F11 para maximizarlo.

b) Haga un clic en un área en blanco de la barra de menú.

c) Tilde la opción de ocultamiento automático.  

Cuándo necesite usar la barra de menú, solo deberá mover el cursor hacia la parte superior de la pantalla, dónde la barra debería estar, y está reaparecerá automáticamente.

 Para lograr que lo que se ocultó vuelva a mostrarse siempre, simplemente recorra el camino inverso, y deselecciones (quite la tilde) de las opciones de ocultamiento automático.