Cómo motivarse en el trabajo

Cambiar algunos hábitos es importante para sentirse más cómodo y motivado en el ámbito de trabajo. Te sugerimos algunas maneras sencillas para encontrar un estímulo que influya positivamente en tu desarrollo laboral...


Para mantener la productividad y el buen humor es necesario modificar algunas costumbres que pueden ser las responsables de la falta de estímulo y las escasas ganas de acudir al trabajo. Algunas ideas interesantes a implementar son:

1.- Considerar los beneficios: si la tarea que se debe desarrollar no es agradable, hay que centrarse en los resultados. “Es importante encontrar un estímulo para que la labor a desempeñar no se haga tan cuesta arriba.

Centrarse en el aporte que se logrará con su realización y los beneficios para el equipo son motivos que al pensarse pueden influir positivamente”, sostiene la psicóloga laboral española Melina Estefanía Ramírez.

2.- Terminar la tarea más compleja, primero. Cuanto antes se acabe la parte más ardua a completar, se estará de mejor ánimo y se podrá afrontar el resto del día con una buena disposición.

3.- Divertirse lo más posible: si se puede, colocar música o alegrar el escritorio con imágenes agradables. “Estas actitudes aunque parezcan detalles son importantes ya que tienen un gran poder sobre el estado de ánimo y son las que dan la fuerza necesaria para enfrentar los desafíos que no agradan del todo”, comenta la profesional.

4.- Aceptar el empleo que se tiene: para muchas personas es difícil asistir de modo diario a un trabajo con el que no existe identificación alguna. Hay que intentar que esta realidad no complique el desarrollo de las tareas y siempre aspirar a verle el lado positivo a las situaciones.

5.- Intentar dedicar al menos unos pocos minutos a hacer algo que ofrezca satisfacción como por ejemplo jugar con los hijos, disfrutar de un alimento especial, hacer ejercicio o deleitarse con un momento de relajación.

“Cuando no se puede disfrutar en el trabajo, lo mejor es ocuparse de tener fuera de la actividad profesional una vida lo más agradable posible”, destaca la especialista.

Más allá de estas sugerencias resultará importante reflexionar acerca de los propios objetivos y determinar cuáles son las aspiraciones que se tienen. Es fundamental, visualizar el futuro y evaluar si se está en el camino adecuado.

Siempre se está a tiempo de cambiar de rumbo y hacer lo necesario para mejorar una realidad por más adversas que sean las circunstancias.

La mejor manera de superar el desgano es centrarse en las cosas buenas y en las oportunidades positivas que se tienen. “Ante todo, cuando se atraviesa un momento de decepción o frustración laboral hay que intentar destacar lo positivo de la experiencia.

Demostrar gratitud con el trabajo y con uno mismo ya que por más complejo que sea, reconocer los aspectos fuertes y que conceden ventajas ayudarán a sentirse mejor”, finaliza diciendo la experta.

El libro digital "Fórmula de Ricos", te enseña las 60 fórmulas que debes aplicar para iniciar tu camino hacia la riqueza. Encuéntralo ahora haciendo clic aquí