Como mantener un acuario en casa

Tener una pecera en casa es una manera de concentrar toda la calma del hogar en la parsimonia de los peces para deslizarse y detener nuestra atención en la paz de su transparencia. Sin embargo, muchas veces el mantenerlo en condiciones optimas va mas allá de la buena voluntad, depende de algunos detalles…
  
  

Los tanques de acuario mas utilizados están hechos
con placas de vidrio o de plástico transparente pegadas entre si con silicona. Durante
años se han usado tanques con un armazón de ángulos de acero. No emplee las
clásicas peceras esféricas de vidrió ya que son trampas mortales para los
peces: su superficie es demasiado pequeña para el volumen de agua que
contienen.

Una tapa o cubierta reduce la evaporación. impide
que caiga polvo al agua y cosa muy importante no permite que los peces salten
fuera del acuario. Muchos peces tienen el mal habito de saltar antes de mirar y
si no hay tapa. se les puede encontrar ya muertos en el suelo. Sustrato.

El fondo del acuario
debería estar cubierto por una capa de arena bien lavada; para los peces que excavan se debe usar arena. Algunos
necesitan un sustrato turboso.

Los métodos modernos
para calentar agua y los avances realizados en la química del agua han sido de
gran valor para los aficionados a los acuarios y ahora es posible controlar el
ambiente de los peces cautivos de un modo mucho más preciso que el de las aves
y el de los
mamíferos.

El equipo necesario,
como son los tanques de acuario, calentadores, termostatos, sistemas de
iluminación, bombas de aireación y filtros son fáciles de conseguir en los
establecimientos especializados que también venden una extensa gama de peces
adecuados para el acuario domestico.

La mayoría de ellos
llegan en avión desde las zonas tropicales, en especial desde el sudeste de
Asia. Los peces tropicales mayores, ya sean de agua dulce o marinos resultan más
adecuados para los acuarios públicos.

Algunos aficionados
logran mantener los individuos jóvenes de dichas especies en acuarios domésticos,
pero a menudo esos peces superan pronto por su tamaño, las posibilidades de sus
tanques y entonces deben ser trasladados a los grandes acuarios públicos.

La cría de
peces
tropicales
de agua dulce en el acuario es un logro que en muchos casos requiere
una gran habilidad. Para eso es aconsejable que el principiante busque la
orientación práctica de un experto, que se puede encontrar consultando al
personal de los establecimientos especializados.

Un tamaño medio para
un acuario de comunidad es de alrededor de 60 cm de largo, 30 cm de alto y 30 cm
de ancho. Cuando se proceda a poblar el acuario. debe considerarse la
compatibilidad entre los peces.

Todos los niveles del agua pueden estar
ocupados. Por ejemplo, en el fondo puede haber
5 o 6 coridoras bronceados: a media profundidad, un pequeño cardumen de
danios perla y cerca de la superficie 4 o 5 peces hacha.

Los tetras y los
barbos son vivaces, pacíficos y de vistosos colores: un grupo de 4 tetras
incandescentes, neón, limón o peces faro y de 4
barbos cereza o barbos de Sumatra constituirán un grupo atractivo con
dos o tres guppys o xifos.