Home > Dinero > Emprendimientos

Rentabilidad y Ventas

Cómo lograr que tu producto cambie la vida de tu cliente

Seguramente habrás oído decir que cuando promocionas tu producto o servicio debes mostrarles a tus posibles clientes los beneficios que obtendrán al comprarlo en lugar de sus características. Pero en realidad las cosas son un poco más complicadas...

Tu producto o servicio debe ser descrito en cuatro niveles diferentes:

  1. Las características que lo representan.
  2. Las ventajas que ofrece.
  3. Los beneficios que los clientes obtendrán de su uso y, por último:
  4. Sus beneficios definitivos (los que convierten el no comprarlo en un mal negocio).

Veamos cómo podemos manejar estos niveles.

  1. Las características:

Es lo que el producto es o tiene. Algo que, literalmente, lo describe. Por ejemplo, una característica de un auto es que puede acelerar de 0 a 60 millas en 4 segundos. Otra, que tiene asientos de cuero.

En ocasiones, las características pueden emplearse con la misma eficacia de un beneficio. Por ejemplo, las bolsas hinchables laterales que algunos vehículos (pero no todos) poseen.

  1. Las ventajas:

Es una característica de tu producto que los de la competencia no tienen. La ventaja es, entonces, lo que diferencia tu producto de los demás. Por ejemplo, las bolsas hinchables laterales aún no vienen en todos los modelos de vehículos y pueden servir para diferenciar tu vehículo de otros del mismo segmento.

  1. Los beneficios:

Es lo que el producto hace y lo que tu cliente obtiene. Por ejemplo, las bolsas hinchables laterales te proporcionan mayor seguridad al protegerte contra los impactos laterales.

  1. Los beneficios definitivos:

Es la forma en la cual el producto mejora la vida del cliente. Incluye cosas como: ahorrar tiempo o dinero, hacer dinero, proporcionar éxito, mejorar la autoestima, brindar seguridad o placer o dar la felicidad.

¿Un ejemplo? ¿Qué tal el bebé sentado en medio de un caucho Michelín? ¿El mensaje?: “Si quieres mantener a tu hijo seguro, compra los cauchos Michelín”.

Dado que son los más importantes, ¿debes entonces promocionar tu producto o servicio únicamente mediante sus beneficios definitivos?

Aunque son muy poderosos, los beneficios definitivos tienden a ser muy genéricos. Y, por otro lado, tu promoción debe incluir mensajes de todos los niveles para que te ayuden a cerrar la venta tanto lógica como emocionalmente.

Por ejemplo: ¿cómo pueden los cauchos Michelín salvar la vida de tu hijo si no es gracias a su única tecnología llamada “PAX System” (ventaja) con sistemas de anclaje asimétricos (característica), que te dan total control del vehículo aun cuando se estalle un neumático (beneficio)?

¿Por qué necesitas combinar todos estos diferentes niveles?

Simplemente porque tus clientes potenciales son escépticos respecto a que tu producto pueda realmente ofrecerles todos los beneficios que prometes. A fin de cuentas, tu competencia también promete los mismos beneficios. ¿Cómo puede saber tu clientela que el tuyo realmente es mejor?

La respuesta es simple: Debes mostrar cómo las características de tu producto producen esos beneficios.

Por: Antonio Navas. Aprendas estrategias de mercadeo, ventas, negocios en Internet y desarrollo personal y empresarial en www.mercadeobrillante.com

Si quieres aprender a vender como los mejores, te sugerimos inscribirte ahora en nuestros cursos gratis (haz clic en el nombre del curso de tu interés):

Técnicas profesionales de ventas
Satisfacción del cliente

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

El peligro de ser un fumador pasivo

El peligro de ser un fumador pasivo

El humo del tabaco tiene efectos nocivos tanto en sus consumidores directos como en aquellas personas que se encuentran expuestas al mismo. El número de fumadores pasivos que mueren en el mundo por año es de 4.900.000.

Adorno floral flotante

Adorno floral flotante

Aprende a realizar un jardín acuático en miniatura  

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: