Cómo limpiar su disco rígido y optimizar la velocidad de su computadora

La velocidad de una PC tiene relación directa con la cantidad de información almacenada en su disco rígido. En esta nota, cinco sencillos pero fundamentales pasos para limpiar su disco duro.
  
  

Con la cantidad de
programas, información, datos y archivos disponibles, tanto en las tiendas de
computación como para descargar por Internet, hoy en día no es nada difícil
llenar muy rápidamente el valioso espacio del disco rígido de una computadora, y
convertir a la misma en un monstruo lento y retardado.

 Sin embargo, mantener el
disco rígido lo más libre posible, es fundamental para lograr el mejor
rendimiento que su computadora sea capaz de ofrecerle. Afortunadamente, este es
un proceso en absoluto dificultoso, que se puede realizar fácilmente de manera
regular y que, con  cierta periodicidad y organización, le posibilitará mantener
su computadora funcionando como una máquina recién aceitada.

 En primer lugar, debería
saber como descubrir la cantidad de espacio disponible en el disco rígido de su
computadora. Para esto, deberá acceder al icono Mi PC. Luego de hacer
doble clic en el mismo, pulse el botón secundario del mouse sobre el icono de
Disco C,
diríjase a la opción Propiedades y podrá ver un gráfico de
tortas mostrándole la cantidad de espacio usado y libre en su disco rígido.
Verifique esto a menudo, para tener una idea de cuánto espacio le queda por
utilizar.

 Si comprueba que su disco
está lleno en más de un cincuenta por ciento, podría ser hora de comenzar a
limpiarlo. Existen cinco sencillos pasos para hacer esto:

 1. Desinstale los programas innecesarios

 Muchas veces un programa
de software nuevo recién instalado se verá muy divertido para realizar
aplicaciones o jugar, pero después de unas semanas, simplemente se dejará de
usar. Estos programas llenan siempre su disco, y toman un espacio valioso.

 Por eso, debería
eliminarlos cuanto antes. Sin embargo, aunque se tiente a borrar estos programas
directamente desde su disco rígido, debe saber que esto podría causarle
problemas. Por eso, lo ideal será que use la función Desinstalar de
Windows, para quitar el programa de manera segura y completa.  


2. Limpie los archivos temporales
 

Cuándo su computadora no
se cierra apropiadamente, pasará información de la memoria hacia archivos
fragmentados. Además, mientras utiliza los programas, su computadora podrá
escribir información que es inmediatamente necesaria para los archivos
temporarios, pero que no la será luego, e igualmente quedará alojada. Los
archivos de instalación también ensancharán la carpeta temporaria, y no siempre
se limpiarán a sí mismos después de utilizar el programa. Usted puede borrar
estos archivos temporarios usando la opción Inicio-Programas-Accesorios-
Herramientas de Sistema- Liberador de espacio en Disco.


 3. Scandisk y Defragmentación

 Cuándo se instalan
programas mediante Windows, los archivos necesarios se guardan en cualquier
espacio libre que se encuentre dentro del disco, y no directamente a
continuación del último programa instalado. Como resultado, el disco rígido
queda con espacios vacíos que no son lo suficientemente grandes como para poder
instalarles un programa completo, pero si lo suficientemente amplios como para
quitar un valioso espacio del disco rígido.

 Para solucionar este
problema, deberá hacer una limpieza del disco mediante la opción de
Inicio-Programas-Accesorios-
Herramientas de Sistema-ScanDisk, para
ubicar todos los fragmentos de archivos diseminados por el disco, y para que se
solucione cualquier error que encuentre. 

Luego, se deberá
Defragmentar el disco, mediante la opción Inicio-Programas-Accesorios-
Herramientas de Sistema-Defragmentar
, para ordenar todos los archivos
de los programas desde el principios del disco, sin dejar espacios libres. Esto
eliminará esos pequeños espacios vacíos y dejará todo el espacio libre de manera
conjunta, de modo que se puedan instalar nuevos programas con varios archivos.


4. Vacíe el cache de Internet

 Cuando navega por
internet, las páginas web e imágenes que aparecen en su computadora alojan
pequeños archivos en una reserva temporaria (cache) de Internet, para que la
computadora pueda recordar rápidamente donde se alojan en la red, y así poder
tener un acceso más directo a la información, cuando vuelva a navegar por esas
páginas. Esta información de reserva puede sumar espacio rápidamente, y “comer”
espacio de su disco rígido.

 Si utiliza el Internet a
Explorer, el Netscape, o alguno de los muchos otros navegadores con examinadores
disponibles, vaciar su cache será rápido y fácil. Siga simplemente las
instrucciones de la opción Ayuda dentro de esos programas. También podría desear
poner un tamaño máximo específico de archivos para su carpeta de cache, de modo
que la misma no permita recibir todo tipo de archivos de forma desenfrenada.



 
5. Vacíe sus programas de correo llenos

 Es fácil revisar un
correo electrónico y encontrar en él mensajes muy viejos, que se había prometido
clasificar en otro momento. Uno o dos mensajes no toman mucho espacio, pero
cientos, ciertamente sí lo hacen. Tómese un tiempo para clasificar estos viejos
correos electrónicos cuanto antes, y borre los que no son importantes.

 Cree carpetas y organice
los que deja. Hágase también un hábito que cuándo entren nuevos correos
electrónicos, sean archivados inmediatamente en estas carpetas, o bien
eliminados. Programe en su programa de correo electrónico para que se vacíe la
carpeta de elementos eliminados cada vez que cierre el programa.

 

Bonus: Vacíe su Papelera de Reciclaje

 

Una vez que usted haya
vaciado sus carpetas de archivos de programas innecesarios, vacíe su Papelera
de reciclaje
para quitar todo lo que se ha trasladado hacia allí. De
cualquier forma, asegúrese de que no los volverá a utilizar, ya que, en este
caso, los archivos sí se eliminarán definitivamente, y los perderá para siempre.

 Una vez que haya limpiado
el disco, manténgalo de esa manera. Realice esta rápida rutina de conservación
por lo menos una vez por mes. Para su computadora de trabajo, la tarde del
viernes, antes de salir para el fin de semana, podría ser el momento ideal.
Cuándo vuelva a trabajar el lunes, tendrá la computadora con la mayor velocidad
disponible.

 Organice también sus
hábitos de navegación por Internet. Dirija todas sus descargas a una misma
carpeta, para que las pueda encontrar fácilmente y borrarlas de ser necesario, o
trasladarlas a otros soportes, como disquetes o CD. Este atento a los programas
que instala. Para versiones de ensayo, anote la fecha en que los mismas
expirarán, lo cual le recordará desinstalar esos programas que ya no puede
utilizar, y solo ocupan espacio en su disco.

 Y por sobre todo,
recuerde que limpiar su disco rígido puede llevarle algo de tiempo, pero sin
dudas lo recuperará con la nueva velocidad que exhiba su computadora, y la
tranquilidad de poder trabajar con tiempos normales. Sea cuidador y amistoso con
su computadora, y ella lo será con usted.