Cómo hacer una tarjeta de vacaciones

Aprende a confeccionar una tarjeta de felices vacaciones y demuestra a tus amigos cuán presentes los tienes

Miras por la ventana y solo ves lluvia, viento, y hasta nieve. Faltan unos pocos días para que salgas de vacaciones, y deseas fervientemente poder reponer las energías gastadas durante todo el año.

¿Qué podría ser mejor, en un día como este, que abrir tu buzón y encontrar que uno de tus mejores amigos te ha envidado una tarjeta de vacaciones personalizada y hecha a mano?

Puede ser difícil encontrar el tiempo para hacer nuestra propia tarjeta de vacaciones durante estos tiempos alocados y frenéticos, pero bien vale la pena hacernos un espacio si pensamos en la sonrisa que generará tu carta en la persona que la reciba. 

Tarjeta de felices vacaciones, paso a paso 

  • ¿Quieres usar una foto?

Las tarjetas o postales son una forma fácil y divertida de hacer que las personalidades de tu familia brillen.

Ya sea que elijas usar un retrato de estudio formal o que optes por una foto tomada en las últimas vacaciones, existe un estilo de tarjeta que se adapte a todos los gustos. 

·         Fotografía de estudio

Existen estudios fotográficos en casi todos los grandes centros comerciales Asimismo, existen cadenas fotográficas independientes en cualquier ciudad del mundo.

Una vez que tu sesión de fotos haya terminado, puedes elegir qué fotos te gustaría usar para tus tarjetas de vacaciones.

Algunos estudios ofrecen la posibilidad de imprimirlas en el lugar y en el momento, lo que significa que te tomarán las fotos y te las llevarás en el mismo día.
 

·         Hacer tarjetas de fotos instantáneas

Si tienes una cámara digital, es relativamente simple elegir la fotografía adecuada para una tarjeta de vacaciones, y luego subirla a un Web site, como Shutterfly o Snapfish.

Estos sitios Web ofrecen una amplia variedad de fondos para aplicar a las tarjetas, y son relativamente económicos. Si no tienes una cámara digital, aún así puedes crear tu tarjeta de vacaciones usando una foto que hayas tomado.

La mayoría de las tiendas ofrecen procesamiento de películas por lo que puedes transformar tus videos en imágenes. 

·         Tarjetas sin fotos

Si decides no usar una foto en tu tarjeta de vacaciones, aún tendrás un montón de opciones de entre las cuales elegir. Puedes dirigirte a tu computadora y visitar un sitio Web, como Design Crafters, y diseñar tu propia tarjeta.  

Puedes también hacer tus propias tarjetas usando un programa en tu computadora, como el Microsoft Publisher y Hallmark Card Studio, o usando cartulina y una variedad de elementos embellecedores —como brillantina y lazos—. 

La fabricación de tarjetas se está convirtiendo en una manualidad cada vez más popular, y casi cualquier tienda tiene los implementos necesarios para practicarla.

Siéntete libre de experimentar —con un poco de brillantina, lentejuelas, abalorios, papel de aluminio, y stickers—. Después de todo, qué mejor momento para sobrepasar tus límites que las vacaciones.
 

  • ¿Quieres personalizar tus tarjetas?

    Algunas personas prefieren tener el saludo de vacaciones y el nombre impresos en la tarjeta para ahorrar tiempo. Esto puede dar un aire de mayor profesionalismo a tu tarjeta, lo que es particularmente bueno si la estás enviando a personas que forman parte de tu ámbito laboral.

    Sin embargo, hay quienes creen que las firmas impresas son frías e impersonales, por lo que sería conveniente que, al menos, cada tarjeta lleve tu firma de puño y letra. La opción depende de ti y de tus preferencias —y de cuántas tarjetas debas enviar—.
     
  • ¿Quieres una carta simple o desplegable?

Si piensas adjuntar una carta a tu tarjeta, entonces sería conveniente que la tarjeta sea simple, dado que éstas, típicamente, son enviadas en sobres del mismo tamaño que las cartas.

Asimismo, las cartas simples son más baratas que las desplegables. Por otra parte, si piensas escribir tus saludos sobre la misma tarjeta, podría ser aconsejable recurrir a una doble o desplegable, que presenta mucho más espacio para escribir.
 

Crear tu propia tarjeta de vacaciones es una excelente forma de expresar tu creatividad y celebrar la temporada en una forma propia y personal. Expermienta con distintos diseños para determinar cuáles son los que más te gustan.

Luego, despacha las cartas y siéntente seguro de que tus amigos las encontrarán deliciosas. Si tu mejor amigo se va de viaje a las pirámides de Egipto, ¿no crees que se merece una sorpresa especial?
 

Consejos útiles para tus tarjetas de felices vacaciones 

  • Si vas a crear tus propias tarjetas, procura hacerlas en un tamaño estándar, de modo que no tengas dificultades para encontrar sobres 

  • Si planeas hacer tu propio diseño de tarjeta, los recortes de revistas pueden ser una fuente valiosa de ideas

¿Quieres aprender a reciclar y fabricar papel artesanal con tus propias manos?
 Inscríbete ahora en nuestro curso gratis haciendo clic aquí.