Cómo hacer una bandeja en vidrio y madera 

La madera y el vidrio se unen para darle un aspecto diferente a una bandeja clásica, logrando una pieza moderna en pocos pasos 
  
  

Vidrio y madera, una fusión decorativa novedosa


El vidrio y la madera se unieron desde hace bastante tiempo para ofrecer una
combinación sofisticada en materia de decoración.

La conjugación de dos
elementos de gran nobleza y enormes alternativas ha generado una variedad de
ideas en piezas decorativas que se utilizan a diario en el hogar.


Por un lado, el vidrio se encuentra conformando grandes estructuras en las
ventanas de las casas pero también se lo encuentra en diversidad de muebles,
puertas, adornos, y gran cantidad de elementos decorativos.


En cuanto a la madera, la mayoría de los muebles son elaborados con este
material, por ello su presencia en la casa es enorme.

Al fusionarlos en un solo
elemento, la madera y el vidrio se convierten en los elementos más utilizados en
la casa, por ejemplo, en mesas ratonas, puertas, ventanas y espejos con marcos
de madera, escritorios de madera con superficie de vidrio, vitrinas, aparadores,
repisas, portarretratos, etc.


Y la nobleza de la madera permite que en todas sus variedades, cedro, roble,
pino, bambú o teca, combine perfectamente con el vidrio para obtener resultados
maravillosos.

Paso a paso de la bandeja en madera y vidrio


Generalmente, en todas las casas hay una bandeja de madera que se utiliza a
diario y que puede transformarse en una bandeja novedosa con unos pocos
retoques.


Materiales


– Bandeja de madera


– Vidrio de 8 mm de espesor


– Fotocopia color en papel ilustración de diseño a elección


– Viruta fina


– Solvente


– Látex blanco


– Pinceles


– Sellador acrílico


– Papel higiénico


– Alcohol


1) Desarmar la bandeja para quitarle la base. Se toman entonces las medidas de
esa superficie y se encarga un vidrio de igual dimensión, con los lados pulidos
para evitar cortes.

Deberá tenerse la precaución de que la medida de la base sea
exacta para evitar inconvenientes a la hora de colocar el vidrio.


2) Limpiar la bandeja con lana de acero y solvente para que no queden restos de
pintura
(si la hubiere) y a continuación, utilizar el látex blanco para pintar
la superficie.

Aplicar las pinceladas siguiendo el dibujo de la veta para que el
efecto sea más interesante.

Con una estopa fina frotar hasta que seque y la
bandeja quede con un efecto de patinado. Concluido este paso, aplicar una fina
capa de sellador acrílico.


3) Tomar el diseño elegido en papel ilustración usando la cara satinada y
colocarlo debajo del vidrio. Sobre este, hacer marcas con un marcador para saber
dónde se colocará el dibujo.

Al darlo vuelta, aplicar una capa fina y pareja de
Gold Leaf (adhesivo de la hoja de oro), sin salir del borde marcado.

Luego
colocar el diseño boca abajo y con un paño seco (usar una tela sin pelusa, puede
ser sábana de algodón), ir pegándolo como si se trabajara con adhesivo.

Secar
todo lo posible al aire, desde el centro hasta los exteriores, para que la
imagen quede bien fija y prolija. Con el puño de la mano y mucha paciencia,
presionar, como si se estuviera sacando lustre, hasta que se seque bien.

Para
limpiar las partes sucia, mojar apenas papel higiénico en alcohol y limpiar sin
tocar la copia.


4) Para finalizar, unir el vidrio y el contramarco con sellador. Para que fije
bien, prensarlo con una morsa durante aproximadamente 12 horas.

Tip de decoración


En lugar de optar por un solo diseño, se pueden fotocopiar varias imágenes más
pequeñas y repetir los mismos pasos.

Sobre ruedas


Un carrito con ruedas también puede renovarse con esta técnica. Si se busca un
efecto sobrio, pintar el borde en negro y obviar el dibujo debajo del vidrio. A
través de él, se verán los objetos que se transporten.

Para
aprender las
técnicas de la vitrofusión, inscríbete ahora en
nuestro curso gratis de Vitrofusión