Home > Familia > Padres e hijos

Mi pediatra online

Cómo hacer que los niños coman de todo

¿Es correcto obligar a los más pequeños a que coman de todo? ¿Cómo ir introduciendo las comidas que menos les gustan para que no se disparen el rechazo y el mal comportamiento en la mesa?

Pagina nueva 1

Darle de comer a un niño no es una tarea sencilla sobre todo si no se ha tenido una cultura alimenticia apropiada desde el día del nacimiento.

“Ante la negativa de un bebé a comer un puré de verduras o un poco de pescado, los padres, cansados y con los nervios destrozados prefieren ofrecer un plato que saben que no fallará.

El descanso momentáneo y la tranquilidad será pasajera ya que cuanta más displicencia se tenga con el hijo, peores serán las rabietas cuando los padres manifiesten un poco de resistencia”, comenta la nutricionista española María Presentación Gómez.

No es bueno obligarlos a comer. “Si un niño se niega a probar o a seguir comiendo un alimento no hay que insistir, pero lo que no se puede hacer es ofrecer a cambio una comida más sabrosa porque es la peor de las soluciones.

Los niños son muy astutos y saben cómo manipular a sus padres. Hay que mantener la fortaleza y no dejarse vencer por estos caprichos tan habituales de los más pequeños.

Un niño puede negarse a comer y no pasa nada con que no se termine la verdura, el pescado o la sopa. Lo que hay que decirle es que esa es la comida que hay y no hay nada distinto a eso, así que cuando tenga hambre, lo tendrá que comer”, aconseja la especialista.

Otro de los problemas que surgen es que los padres detectan cuáles son los alimentos problemáticos y los evitan. “Es otro de los errores que se suelen cometer.

La madre, al ir al supermercado tiende a evitar las espinacas, el pescado, el agua y se inclina por las gaseosas, la pizza, los embutidos y las pastas.

El rechazo hacia ciertos alimentos es una técnica inducida. Si un adulto incorpora los alimentos con total naturalidad a su nevera o despensa, no debería existir el conflicto. Es un alimento más para consumir”, destaca la experta.

Debería existir una motivación para que el niño pruebe los alimentos, pero por su propia iniciativa. “Cuanto más obligue un padre a su hijo a comer determinado producto, más resistencia existirá.

¿En qué termina todo?, el niño llorando, vomitando, los padres nerviosos y el momento de la comida que debería ser de tranquilidad y de reunión se convierte en un verdadero espanto.

La manera de estimular al hijo, ya cuando tiene cinco o seis años es integrándolo al ámbito de la cocina. Hay que pedirle ayuda para cocinar, para elaborar platos creativos con alimentos que para él resultan desagradables.

De a poco hay que ir amigándolo con esos productos que el niño considera malos o feos. Mientras se cocina, se puede poner música y cuando el pequeño ya esté involucrado y de buen humor se le puede ofrecer un trocito de zanahoria, un bocadito de espinaca, un trozo de pescado para que pruebe.

Todo de modo natural, como si fuera un juego. Luego, a la hora de comer, nada mejor que degustar una comida que ha hecho el propio niño”, recomienda la nutricionista.

Otra alternativa que da muy buenos resultados es incorporar los alimentos complicados en raciones muy pequeñas.

“No tiene sentido presentarle a un niño de cinco años un abundante plato de acelgas, pero si se le da una hamburguesa con una medida de una cucharada de esa verdura que acompaña la carne, seguramente el pequeño se queje un poco, pero termine por comerla. De a poco se podrá ir aumentando la medida, pero siempre sin abusar”, aconseja la profesional.

Es importante que los niños estén con hambre a la hora de comer. “No sirve de nada llenarse el estómago con dulces una hora antes de la comida porque no solamente no comerá verduras sino tampoco su plato preferido.

Hay que mantener una consciencia alimenticia y respetar una rutina”, finaliza diciendo la nutricionista.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Calcula tu deuda kármica

Calcula tu deuda kármica

Todos los seres humanos heredamos deudas de nuestras vidas pasadas. A partir de tu fecha de nacimiento, puedes conocer esta cuál es su deuda y saldarla, de modo que tu progreso no se vea afectado

El Impuesto a las Ganancias: ¿Qué es? ¿Cómo se calcula?

El Impuesto a las Ganancias: ¿Qué es? ¿Cómo se calcula?

Los cambios impositivos pueden provocar que muchas personas no sepan cuales son sus obligaciones y sus derechos. Aquí un informe sobre las inclusiones y exenciones de los pagos de impuestos...

Kits para fabricar mostacillas

Kits para fabricar mostacillas

Conoce los pasos que debes seguir para comprar el kit de molduras y bijouterie apropiado para tus hijos adolescentes, y deja que la creatividad irrumpa en sus vidas

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: