Cómo hacer germinados

Los brotes poseen nutrientes indispensables para toda dieta sana, y aportan mucho sabor a los platos y también tienen propiedades terapéuticas. Conozca sus cualidades y el proceso de germinación

Cultivar semillas es una estupenda alternativa para mantener una salud adecuada. Ayudar a que se produzca la germinación no es una tarea que conlleve mucho esfuerzo. Un cultivo ecológico aporta muchas vitaminas y minerales que benefician al organismo y protegen contra enfermedades.

Las germinaciones más habituales son la lenteja, la alfalfa, el rábano, la cebolla y zanahoria.

Materiales necesarios para comenzar con la germinación:

· Un frasco de cristal de boca ancha

· Un trozo de gasa algo más grande que el ancho de la boca del recipiente

· Un cordón para sujetar la tela al tarro

· Agua

· Semillas

· Paño seco

Procedimiento para hacer germinados

Seleccionar las semillas que se desea hacer germinar. Lavarlas muy bien e incorporarlas al recipiente de vidrio. Tapar con la gasa y dejar toda la noche. A la mañana siguiente quitar el agua con la gasa puesta, cubrir con el paño seco y dejar en un rincón de la cocina.

Al día siguiente, reiterar el mismo mecanismo y enjuagar bien. Durante cinco días hay que efectuar este proceso. Una vez que se atisben las primeras hojitas se colocará la germinación al sol.

Una vez que los brotes estén bien verdes, estarán listos para consumir.

Ventajas de los germinados y brotes logrados en casa:

· Son alimentos orgánicos y no contienen pesticidas

· Poseen una gran cantidad de vitaminas y minerales

· Se digieren fácilmente

· Al ayudar a germinarlos uno mismo, se ahorra dinero

· Son un buen complemento para las ensaladas, salsas y sopas

Consejos a tener en cuenta para hacer germinados

Es conveniente consumir los brotes cuando éstos están crudos ya que si se cocinan perderán muchos de sus nutrientes. La manera más sencilla de comerlos es mediante ensaladas o durante el desayuno. Se puede comer tanto el brote como las raíces y hojas.

Las semillas pueden obtenerse principalmente en comercios donde se venden granos o tiendas de productos naturales.

Se debe colocar en un frasco la misma clase de semillas.

Las semillas aumentan de tamaño por lo que hay que utilizar recipientes amplios.

La temperatura ideal para que el proceso se lleve a cabo con éxito es mantener la germinación a 20ºC.

Aprende todos los secretos de Oriente para atraer energía y prosperidad a tu hogar con el libro "El Feng Shui" de María José Frontera, que encontrarás haciendo clic aquí