Cómo hacer croissants caseras

Las croissants son fáciles de hacer y una alternativa diferente para disfrutar en familia. En este artículo sugerimos algunas propuestas sabrosas para intentar en casa
  
  


Las croissants (o
medialunas) se pueden
comer con manteca, dulce, queso, embutidos o patés. Los croissants nunca deben
faltar como parte de un buen desayuno.

Para hacer la masa se necesitarán:


Ingredientes:

· 450 gramos de harina

· 15 gramos de azúcar glass

· 30 gramos de levadura

· 15 cl de leche

· Una cucharada pequeña de
sal

· Dos huevos

· 180 gramos de manteca


Procedimiento:

En un
recipiente colocar la leche, la levadura y el azúcar. Mezclar suavemente y dejar
reposar la mezcla durante diez minutos.

En un bol aparte tamizar la harina, la
sal y añadir 30 gramos de manteca. Colocar la harina en forma de volcán en la
mesada y en el centro agregar uno de los huevos y la mezcla e la levadura.

De a
poco ir mezclando muy bien todos los ingredientes hasta que se forme una masa
homogénea. Dejar reposar durante treinta minutos.

Una vez transcurrido este
lapso, hay que volver a trabajar la masa y dejarla descansar unas seis horas.
Cortar trozos de masa y enrollarlas para darle la forma de croissant.

Enrollarlos y pintar cada croissant con la yema del otro huevo. Meter en el
horno durante veinte minutos.

Encuentra el secreto para
adelgazar
comiendo de todo
en el libro "Comidas
adelgazantes
" de Michelle María, haciendo
clic aquí
ahora