Cómo hacer ambientadores naturales

Te enseñamos a realizar ambientadores de deliciosas fragancias que no afectan la salud ni producen alergia 



Las fragancias que se pueden adquirir en los supermercados tienen aromas atractivos y novedosos. El inconveniente se centra en que muchas de sus sustancias son químicas y pueden dañar la salud.

“Estos productos son perjudiciales para aquellas personas proclives a las alergias. En estos casos las fragancias naturales son una buena alternativa”, comenta la dermatóloga española Nuria Bermúdez Sallo.

Ambientadores naturales para tu hogar

· Nada mejor que las plantas aromáticas. Se las puede tener en un rincón de la cocina, en la sala e incluso en el cuarto de baño. El aroma que desprenden es intenso y absolutamente natural.

El eucalipto es ideal para utilizar en el baño. Se pueden armar pequeñas bolsitas que lo contengan y también para conservar en los armarios para que la ropa no guarde malos olores.

· Las flores como las azaleas, jazmín y bambú son ideales para neutralizar los malos olores.

· Los olores en la cocina suelen ser muy intensos y difíciles de hacer desaparecer. Una de las opciones es colocar en una olla varias rodajas de limón (siete) y dejar hervir durante diez minutos.

· El vinagre es otro producto natural que elimina eficazmente olores como el del tabaco o alimentos intensos. Se puede dejar un vaso con vinagre en los ambientes en los que se desea neutralizar el aroma.

· Guardar flores secas durante varios meses y conservarlas junto a hierbas aromáticas en pequeñas bolsas. Cerrarlas y distribuirlas por todos los ambientes.

También se pueden colocar en bandejas a modo de decoración y para que queden a la vista de todos. El aroma es agradable y perdura durante varios meses.

· Comprar lavanda es otra buena alternativa ya que esta hierba se caracteriza por desodorizar el ambiente y entregar a cambio un aroma realmente agradable que sirve para cualquier ambiente del hogar.

Triturar varias hojas de lavanda y colocarlas dentro de una pequeña bolsa de tela. Se puede colocar en cualquier sector de la casa o dentro de los cajones con la ropa.

· Dejar secar muy bien varias hojas de laurel y romero y triturarlas. Colocarles en un plato de cerámica o bolsa de tela junto a varios pétalos de rosas.

Esta combinación dará una fragancia fresca y natural que puede colocarse en cualquier ambiente. Se debe renovar el contenido cada tres meses.

· Los aceites de pachulí o sándalo que se venden en las herboristerías o incluso las perfumerías sirven para fijar la fragancia lograda con los demás ingredientes.

Esparcir unas gotas de estos aceites por encima de la preparación con las fragancias seleccionadas y el aroma durará por mucho más tiempo.

Cuáles son las mejores fragancias según el ambiente: 

· Para el dormitorio: lavanda, manzanilla y melisa (aparte de brindar un aroma agradable favorecen la relajación).

· Para el cuarto de baño: limón, rosa, menta o sándalo

· Florales: salones

· Cocina: romero o eucalipto


Si quieres saber
más sobre el poder de los aromas y las fragancias, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Aromaterapia, haciendo clic aquí.