Cómo hablar en público exitosamente

En nuestros días, la habilidad para hablar en público es fundamental para alcanzar el éxito en la vida familiar, profesional o social. Pero para muchos, parece una misión imposible...

Hablar en público exitosamente hace cualquier discurso más creíble y otorga una impresión de seguridad.


Hablar en público exitosamente
propicia el éxito y optimiza las relaciones interpersonales.


Hablar en público exitosamente
es una habilidad siempre bienvenida en cualquier ámbito profesional.


Para conversar, para vender, para dar conferencias, para negociar, para atender a los clientes, para enseñar, para establecer relaciones públicas, para exponer ante un medio de comunicación y para realizar presentaciones comerciales, el lenguaje oral, el tono de voz adecuado y los gestos continúan siendo el medio de comunicación por excelencia.

 

En nuestros días, la habilidad para hablar en público es fundamental para alcanzar el éxito en la vida familiar, profesional o social. En gran medida, el fortalecimiento de la familia, el desarrollo de los negocios y la búsqueda de un reconocimiento social dependen de la capacidad de las personas para comunicarse y contribuir positivamente.


Transmitir adecuadamente las características de lo que somos o de lo que ofrecemos puede ser clave para iniciar o continuar la relación con nuestro cliente (interno o externo).


Siempre que hacemos una presentación nos mostramos individual o corporativamente, decimos quiénes y cómo de profesionales somos. En muchas ocasiones, el éxito futuro depende de una buena presentación.


Sin embargo, las estadísticas afirman que el «cómo se dicen las cosas» es más importante sobre «qué tengo que decir». Si una persona se para frente a un público, el auditorio estará pendiente en un 55% de su lenguaje corporal, en un 38% de su tono de voz y en un 7% de sus palabras.

Para que una persona realmente sea escuchada necesita contar con una gran habilidad para lograr un equilibrio entre los gestos, el tono de voz y las palabras.


Se puede conocer de principio a fin el mensaje (el qué decir), sin embargo, si no sabemos transmitirlo (el cómo), la comunicación difícilmente llegará a su destino de una manera correcta. Se dice que hasta un 80% de nuestro mensaje podría ser mal entendido por el público a quien nos dirigimos.

 

¿Cuáles son los gestos propicios para la persuasión en una negociación?

¿Cómo deben ser la introducción y la conclusión perfectas para un discurso de ventas o de presentación de productos, servicios o empresas?

 

¿Qué actitud debo adoptar ante las objeciones?

¿Cómo puedo superar el miedo a hablar en público?

 

Estas son solo algunas de las preguntas que condicionan, para bien o para mal, la comunicación pública y/o interpersonal, y por ende el éxito profesional.


Por José René Alvarado, capacitador y consultor de empresas multinacionales y parte del equipo de www.mercadeobrillante.com.

Para saber más, inscríbete gratis en nuestro Curso de Comunicación. Inscríbete ahora haciendo clic aquí.