Cómo evitar robos de cuentas e-mail y de identidad

Algo cada vez más común en estos días es robar cuentas de e-mail, por lo que hay que estar prevenidos

Esto significa que si tienes una cuenta -por ejemplo en Yahoo o en Hotmail-, alguien que logra tener tu password y nombre de usuario toma el control de tu cuenta.

 

No es imposible averiguar estos datos ya que cuando mandas un e-mail mandas también tu dirección de e-mail y de ahí extraen tu nombre de usuario. Solamente resta averiguar tu password, lo que se logra mediante varias técnicas.

 

Una vez que lo logran, ya están en tu cuenta y adentro pueden hacer lo que quieran,

como cambiar tu password y no evitar que vuelvas a entrar. Cuando te quejas a Yahoo o Hotmail no tienen manera de saber que eres tú realmente, y además tienen tanta gente para atender que lo más probable que no se dediquen mucho a tu caso, sobre todo porque te dan un servicio gratuito.


Todo esto, en síntesis, significa que pierdes tu cuenta de e-mail. Amén de que alguien puede hacerse pasar por ti y mandar mensajes con tu nombre, tendrás que avisar a todos tus contactos de tu cuenta de e-mail nueva, y además perderás el nombre de usuario que venías usando, y tendrás que elegir otro.

 

Esto sucede sobre todo porque los hackers aprovechan la falta de información de la mayoría de los usuarios de Internet para entrar con facilidad a sus cuentas.

 

Por ello, es necesario lo máximo posible para que esto no pase, sobre todo en el proceso de registro en esos servicios, que es el momento en que tendrás que elegir los datos que usarás de ahí en más en tu cuenta de e-mail.

 

Qué hacer

 

1- Elegir un password cuanto más largo mejor (dentro de la extensión máxima permitida por el sistema)

2- Que consista de letras y números

3- Elegir una pregunta para cuando te olvidas el password lo más larga posible -ya que por ahí entran muchos hackers-. La respuesta no necesariamente tiene que ser cierta, pero si una que recuerdes con facilidad.
4- Guarda las direcciones de e-mail de tus contactos para poder recuperarlas, ya que si no puedes entrar a tu e-mail ya no tendrás acceso a ellas.

5- Estar preparado para lo peor

 

Espero que esto les sirva. Para cualquier pregunta dirigirse a mi e-mail: [email protected], ya que va haber continuidad a este articulo y cualquier comentario va a ser bien recibido.

Para aprender todos los secretos de Internet, inscríbete ahora en nuestro curso gratis haciendo clic aquí.