Cómo evitar que tu casa envejezca

Trucos para ralentizar el envejecimiento de tu casa y lograr que se desgaste menos
  
  


Como
propietario
o inquilino ya te habrás dado cuenta de que tu vivienda está
expuesta a todo tipo de sustancias químicas y físicas que naturalmente conducen
al envejecimiento.

El desgaste afecta a todas las viviendas… pero es mucho peor en casas que
están más expuestas al exterior.

Años de exposición al sol producirán "fotoenvejecimiento" que incluye manchas,
amarillamientos, aspereza, y todo tipo de desgaste en paredes, textiles,
mobiliario…


Normalmente, conforme una vivienda envejece, la suciedad y el polvo afectan a
las tuberías y desagües reduciendo su sección.

Esto
produce perdidas de presión, y disminuye el caudal de agua, por ejemplo.

Los tapices y tus tejidos favoritos, sobre todo los más delgados, serán los
mejores candidatos al desgaste natural.

Parte del
envejecimiento
está "predeterminado" por los elementos arquitectónicos
y estructurales junto con los materiales elegidos en la construcción de tu
vivienda.

Aunque algunas viviendas pueden tener defectos estructurales y predisposición a
las grietas, se sabe que la sobreexposición al sol empeora aún más las cosas.

Puedes usar toldos y parasoles contra el sol, pintura blanca para reducir el
mantenimiento y elementos naturales que a largo plazo actúen como protección
natural, por ejemplo los árboles.

Frente a
la lluvia usa hidrófugos para evitar humedades y reducir los riesgos. Si tienes
muy mala estructura, deberás contar con el arquitecto o el albañil.

Como interiorista también te aconsejo que seas realista con la duración de tus
decoraciones.

No es posible, o no merece la pena reparar cualquier elemento que ya ha rendido
su vida útil, a menos que desees conservarlo por razones sentimentales más que
prácticas o estéticas.

La continuidad y el cuidado es mi prescripción medica para la salud de tu
decoración.

Pequeños
pasos con constancia te darán los hábitos que necesitas para tener tu hogar
perfecto el mayor tiempo posible.

El único riesgo está en el desánimo y la falta de equilibrio en tus prioridades,
también influye el apoyo o la indiferencia de las personas de tu entorno.

Otra opción que puedes explorar es un cambio radical o irte a vivir a otra
parte. Puesto que serás siempre tú quien cree hogar.

Para
prevenir el envejecimiento recuerda que las persianas y cortinas son
obligatorias.

Puede que no lo hayas pensado pero el sol puede provocar daños incluso en días
nublados de invierno, la radiación solar tiene energía y afecta a todo cuanto se
pone en su camino.

Recuerda que tu casa está expuesta al entorno y que unos pequeños cuidados tuyos
la pueden proteger del deterioro.

Pinta con frecuencia.

Usa humidificadores si es necesario por la sequedad del ambiente. Limpia a
menudo sin obsesionarte.

Aunque no hay milagros contra el envejecimiento, pon la mejor cara porque todo
es más sencillo de lo que parece…

Para ser más consciente de las estrategias y trucos que tu casa necesita…
junto con toneladas de ideas y consejos prácticos para que tu casa esté preciosa
más tiempo, échale un vistazo a mi curso en e-book:
http://bit.ly/ideas-geniales


Por
Yolanda Río-Pérez
Decoradora y especialista en viviendas. Ayuda a miles de personas a decorar sus
hogares con personalidad y buenos criterios. Diviértete ahora leyendo su último

libro “Ideas
geniales para sacarle partido a tu hogar
”, que está disponible

haciendo clic aquí
.