Cómo evitar que se seque el aire en tu casa

Los humidificadores son ideales para humedecer un ambiente muy seco. Te contamos cuáles son sus características más importantes y las diferentes clases que es posible encontrar en el mercado...

Los humidificadores, como su nombre lo indica, sirven para dar humedad al ambiente. Existen tres tipos diferentes: los fríos (ultrasónicos), calientes por evaporación y calientes por electrodos.

El agua que se alberga en el interior de estos aparatos la libera en forma del vapor. Son especialmente útiles en invierno, ya que el uso de calefacción reseca mucho los ambientes lo que produce picor y sequedad de garganta, sequedad de nariz y aumentan las posibilidades de contraer resfriados y gripes.

El producto más recomendado por los especialistas es el humidificador ultrasónico ya que es silencioso y muy eficaz. No hay peligro de quemaduras ya que el aire que devuelve al ambiente es frío y aunque es más costoso que los otros modelos más sencillos, tiene una excelente durabilidad, es fácil de limpiar y de transportar.

Tu casa y la humedad ambiente

1.- La humedad en una vivienda debe ser del cuarenta al sesenta por ciento. Si se mantienen los valores correctos, los riesgos de padecer enfermedades respiratorias y alergias disminuirán notablemente.

Lo más indicado para conocer el grado de humedad del hogar es mediante la adquisición de un higrómetro. El humidificador es muy útil para brindar al ambiente la humedad perdida y mejorar las condiciones de salud de sus habitantes.

2.- La limpieza de este producto debe ser exhaustiva y se debe realizar una vez por semana. No hay que utilizar detergentes, pero para despegar cualquier partícula sólida, lo ideal es utilizar un cepillo pequeño.

Es conveniente utilizar agua destilada para hacerlo funcionar y así lograr que no se dispersen partículas nocivas en el aire.

3.- Mediante este dispositivo, la piel se mantendrá bien hidratada. Su uso también beneficia a las plantas del hogar ya que durante los meses de invierno, éstas pueden verse resecas y sin vida debido a la poca humectación ambiental.

4.- Muchos humidificadores generan fragancias aromáticas ya que en su interior poseen un sistema para cargar aceites esenciales. Los perfumes más habituales que se suelen comercializar con el dispositivo son la lavanda y vainilla.

4.- Los humidificadores son ideales para eliminar las bacterias y virus que quedan atrapadas en el ambiente, son efectivos en casos de asma o alergias respiratorias y combaten los efectos negativos de la acumulación de polvo.

Si hay niños en el hogar, se verán muy beneficiados si disponen en su dormitorio de un aparato de estas características.

5.- La utilización nocturna de un humidificador reemplaza el agua que no se bebe durante la noche.

6.- La mayoría de los humidificadores puede funcionar durante dieciocho horas. Una vez transcurrido este tiempo, habrá que recargar nuevamente el depósito con agua.

Yolanda Río-Pérez, decoradora y especialista en viviendas, ayuda a miles de personas a decorar sus hogares con personalidad y buenos criterios. Comienza a redecorar tu hogar con los consejos su último libro “Feng Shui fácil para principiantes”, que está disponible haciendo clic aquí.