Cómo evitar las estafas en Facebook

No es una exageración decir que las redes sociales han revolucionado a internet, pero hay quienes están aprovechando la naturaleza abierta de Facebook para crear programas maliciosos o estafar a los usuarios. ¿Cómo se pueden evitar este tipo de estafas? ¿Y qué debe hacer si usted es víctima de una?
  
  


Las redes sociales
están a la vanguardia del movimiento web 2.0 y Facebook forma
parte del selecto grupo que lidera el movimiento. Todos los días, cientos de
personas se unen a este sitio para reconectarse con viejos amigos y conocer a
otras personas.

Pero ayudar a la gente a conectarse con otros es sólo una de las cualidades de
Facebook. Otro elemento importante de Facebook es que le permite a los
programadores crear pequeños programas llamados aps (abreviatura de
aplicaciones) y usar Facebook como plataforma.

En cierto modo, Facebook está actuando como un sistema operativo, que
proporciona la base para que las aplicaciones más pequeñas puedan aprovechar los
recursos de la red social.

Podría decirse que el recurso más importante es la base de usuarios de Facebook.
Crear una aplicación puede resultar lento y difícil, pero la comunidad de
Facebook incluye a millones de personas, y esto le ofrece a los desarrolladores
un mercado amplio para su trabajo.

Sin este público, los desarrolladores podrían trabajar mucho tiempo para crear
un programa que nadie usaría. Pero la naturaleza de Facebook ayuda a los
desarrolladores a extender su trabajo de forma viral.

Los miembros de Facebook conocen la aplicación por que la ven en el perfil de un
amigo y pronto miles de personas la están utilizando.

¿Por qué los programadores crean aplicaciones? Algunos simplemente quieren crear
una aplicación divertida para que la gente disfrute. Las aplicaciones mejoran
las experiencias de los usuarios en las redes sociales.

Otros desarrollan programas que forman parte de estrategias de marketing,
esperan que la aplicación lleve al usuario a adquirir el producto o a
suscribirse a un servicio.

Algunos crean aplicaciones que recopilan datos con el fin de generar publicidad.
Y otros se están aprovechando de la naturaleza abierta de Facebook para crear
programas maliciosos o estafar a los usuarios.

¿Cómo se pueden evitar este tipo de estafas? ¿Y qué
debe hacer si usted sufre una?

Existen docenas de variedades de aplicaciones de Facebook, con cientos de
ejemplos para cada categoría.

Hay concursos, juegos, herramientas y otras aplicaciones que le permiten
calificar todo, desde sus discos favoritos hasta las celebridades que le
gustaría conocer.

Cada una de estas aplicaciones requiere instalar algunos códigos en su perfil de
Facebook. Desde su punto de vista, todo lo que tiene que hacer es clickear un
botón en una página, indicando que usted acepta las condiciones de uso, e
instalar la aplicación.

Pero no todas las aplicaciones son inocuas. Usted debe prestarle atención a qué
información tendrá acceso la aplicación.

La política de privacidad de Facebook se basa en dos principios: los usuarios
deben tener el control total sobre su información personal y deben poder acceder
a la información que otros usuarios desean compartir (según proclama Facebook).

Al crear un perfil de Facebook, usted puede incluir información que va desde su
fecha de nacimiento hasta su dirección o su información personal.

Facebook también registra información acerca de cómo utiliza el sitio. Si esa
información es privada, usted puede sentirse seguro.

Pero, ¿qué sucede si Facebook comparte esa información sin que usted lo sepa?

Eso era un problema con algunas de las primeras aplicaciones de Facebook. Para
poder funcionar, la mayoría de las aplicaciones necesitan acceder a algunos de
sus datos.

Las primeras aplicaciones solían acceder a mucha más información de la que
necesitaban. Eso implicaba que los desarrolladores de estas aplicaciones podían
acceder a una gran cantidad de información personal de los usuarios.

Facebook trató de ponerle fin a esta situación y exigió que los desarrolladores
solicitaran acceso únicamente a la información que era necesaria para que la
aplicación funcionara.

Facebook señala en su política de privacidad que los usuarios pueden elegir que
la información siga siendo privada. Pero también señala que, pese a que ofrece
protección de la privacidad, ningún sistema es perfecto.

Es posible que los desarrolladores encuentren formas de evitar las barreras y
acceder a esta información. Es recomendable investigar un poco sobre las
aplicaciones antes de incorporarlas en su perfil.


Señales de advertencia de estafas en Facebook


Hay varios indicadores que pueden advertirle de que usted está sufriendo una
estafa. Dos de las principales señales de alerta de que algo turbio está pasando
son: una solicitud de su contraseña o de información de su tarjeta de crédito.

Los estafadores recopilan contraseñas o números de tarjetas de crédito, y
utilizan esa información para aprovecharse de las víctimas.

Estas solicitudes pueden parecer completamente inocentes en el contexto de la
aplicación, pero usted no debería dejarlas pasar. Una vez más, investigue la
aplicación antes de aceptarla.

Si una aplicación intenta llevarlo a otra página, préstele atención al nombre de
esa página. Algunos estafadores son lo suficientemente inteligentes como para
crear una maqueta de una página real de Facebook con una solicitud de
contraseña.

Si el nombre de ese sitio parece sospechoso, usted no debe introducir su
contraseña. Los mensajes emergentes que le aconsejan que descargue o instale una
aplicación adicional después de que ha comenzado el proceso, son otra posible
señal de alerta. Instalar estos programas podría infectar su computadora con un
virus.

Además, uno de sus amigos puede caer en una estafa y usted recibirá mensajes que
parecen de él/ella. Estos mensajes suelen sugerirle que visite un enlace
determinado.

Usted debería enviarle un mensaje a su amigo para confirmar que se trata de un
vínculo seguro. Es posible que el perfil de su amigo haya sido usurpado y el
mensaje se haya enviado automáticamente.

Si el texto del mensaje parece extraño o es diferente del estilo con el que
suele escribir su amigo, ese es otro indicador de que algo raro está pasando.


Hay un nombre especial para este tipo de estafas, que manipulan a las víctimas
de esta manera: ingeniería social.

Si bien es cierto que los hackers maliciosos, conocidos como crackers, a veces
perforan la seguridad de un sistema utilizando trucos y software, también es
común que las personas voluntariamente compartan información. El estafador sólo
tiene que hacer que la víctima quiera compartirla.

Hay un par de formas comunes en que los estafadores engañan a la gente:

• Apelan a la vanidad de la víctima, con un mensaje que indica que la víctima
puede ser vista de una manera comprometida o graciosa en un determinado sitio
web. El enlace a ese sitio lleva a la víctima a descargar el malware.

• Hacen promesas sobre planes para hacerse rico rápidamente.

• Tientan a la víctima a compartir su número de tarjeta de crédito, y entonces
cometen un fraude con esa tarjeta.


A continuación, vamos a ver qué es lo que usted debe hacer si sufre una estafa
virtual.

Cómo recuperarse
de una estafa virtual


Existen algunas cosas que usted puede hacer si es víctima de una estafa. Lo que
usted debe hacer depende de lo que haya hecho el estafador.

Si ha divulgado su contraseña, usted debe enviar un mensaje a sus amigos para
advertirles que su cuenta puede estar afectada. Esto puede evitar que sus amigos
sigan los enlaces que transportan virus.

Cambie su contraseña por una difícil de adivinar (una cadena de caracteres no
relacionados es la mejor opción). Evite utilizar la misma contraseña para varias
cuentas o servicios, de lo contrario podría haber aún más información
vulnerable.

Puede comunicarle la estafa a Facebook a través del centro de asistencia.

Facebook ofrece un formulario para las víctimas de ataques de phishing. El
phishing se refiere a la práctica de engañar a la gente para que comparta
información privada, como sus números de tarjeta de crédito.

Una de las estafas de phishing más comunes se conoce por dos nombres: la estafa
nigeriana o estafa 419.

Esta estafa funciona así: la persona que le envía el mensaje afirma que tiene
una gran suma de dinero guardada en otro país. Con su ayuda, esta persona podría
liberar ese dinero, y le daría una enorme recompensa.

Pero para conseguir el dinero, la persona necesita que usted le preste algo de
dinero. Esto es sólo una historia ficticia, la persona está tratando de robar su
dinero.

Si ve un mensaje como ese, debe utilizar el formulario proporcionado por
Facebook para que tomen conciencia del problema.

Si usted es víctima de un robo de identidad, debe presentar un informe ante la
policía, ponerse en contacto con su banco y alertar a los departamentos de
fraude de las agencias de crédito.

Facebook es una red social poderosa, que puede ayudarle a mantenerse en contacto
con sus amigos. Hay muchas aplicaciones que realmente son útiles y divertidas.

Con un poco de cuidado, uno puede disfrutar de lo mejor que Facebook tiene para
ofrecer, sin ser víctima de una estafa. Piénselo dos veces antes de instalar una
aplicación o hacer clic en un enlace.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)

Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero