¿Cómo evitar la papada?

La papada es algo que con los años, nos tocará a todos, pero con 2 minutos diarios podemos evitarla…
  
  

Para realizar este ejercicio, con la
mandíbula echada hacia adelante subimos la cabeza.


En esa posición, jugamos con la
mandíbula abriendo y cerrando la boca, siempre procurando que la mandíbula quede
por delante de la boca.

Este ejercicio lo que provoca es tensar
la zona del cuello. Lo puedes realizar la cantidad de veces que desees.

Otro consejo para evitar la papada es
utilizar cremas que lleven colágeno y aplicarlas hacia arriba.