Cómo evitar la caída de pelo en los perros

¿Tu perro se pasea por tu casa y deja pelos por todos lados? ¿Quieres saber cómo evitarlo...?

Hay algunas razas que están más predispuestas a la pérdida de pelo como por ejemplo el bóxer, beagle o labrador. Los primeros tienen el pelaje muy corto y los pelos que pierden son más cortos aún.

Es normal que al sacudirse o al acariciarlo muchos de los pelos se desprendan con facilidad. “En estos casos, no hay mucho qué hacer más que cepillar al animal todos los días y bañarlo al menos dos veces al mes en verano.

Utilizar un champú adecuado puede mejorar mucho la condición. Siempre hay que inclinarse por aquellos que son neutros y suaves”, señala la veterinaria española Laura Escardó.

Las causas por enfermedad se pueden tratar. “Es frecuente ver casos de alergia que debilitan el folículo piloso hasta hacerlo caer.

Otro de los motivos puede estar asociado a problemas hormonales como hipotiroidismo, episodios prolongados de estrés o preñez.

Todos estas razones pueden tratarse con el debido medicamento y lograr así mejorar la condición del animal”, comenta la profesional. Algunas sugerencias para combatir la excesiva caída del pelo:

1.- Un buen alimento balanceado es clave para que el animal reciba todos los

nutrientes necesarios. “Si el alimento es correcto para la mascota se advertirá en el pelaje ya que si está sano y brilloso, no será necesario modificar la alimentación. Si por el contrario el pelo del animal esta sin brillo y hay zonas descubiertas habrá que proporcionarle una comida más nutritiva”, advierte la especialista. Los suplementos Omega 3 y 6 son muy importantes para que la piel se mantenga saludable.

2.- Bañarlo solamente con jabones y champú para perros ya que los productos para humanos o de higiene que no son para animales no son apropiados ni se adaptan a sus requerimientos.

Provocan irritaciones y alergias que pueden derivar en problemas crónicos o de difícil tratamiento y solución.



3.- El bañarlo excesivamente inflama e irrita la piel. No se debe bañar a la mascota más de dos veces al mes.

4.- Cepillar a la mascota todos los días favorece a que haya menos parásitos alrededor, la piel se ventile y también mejora los casos de caída exagerada.

5.- Los perros que viven en el interior de un hogar y durante el invierno conviven con calefacción, no podrán diferenciar los cambios estacionales y el pelaje se caerá de un modo más excesivo.

Su organismo le indicará constantemente que debe desprenderse de pelo para mantener una buena temperatura corporal.

6.- Si el perro se rasca exageradamente, lo mejor es revisar la zona afectada y ver si le falta piel o tiene alguna herida. Es preciso trasladarlo al veterinario para que éste pueda determinar el tratamiento más adecuado.

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.