Cómo estimular la lectura en niños

Consejos prácticos para que los padres incentiven en sus hijos el gusto por la lectura
  

  

En la era
de la tecnología y de la aparición casi constante de aparatos multimedia, parece
impensado que algún niño sienta la necesidad de
abrir un libro.

Sin embargo,
cuanto más bombardeo informático, mayor es la necesidad de que los más pequeños
se familiaricen con las historia en papel.

“Tener la rutina de leer al menos
unas páginas cada día es importante para que el cerebro del niño se expanda,
ejercite la lectura, mejore su amplitud de vocabulario y tenga una mejor
ortografía
”, sostiene la psicopedagoga argentina Analía Ramírez.

Pasos
para lograr una cercanía eficaz con el libro:

·
Predicar con el ejemplo. Es importante que el niño vea al adulto con un libro y
que vaya asimilando que esta experiencia es algo natural que ocurre como pasa
con el baño, el dormir o el comer.

·
Dedicar unos minutos cada día para leer con el pequeño. “El momento anterior
a acostarse puede ser ideal ya que ambos están relajados y dispuestos a escuchar
una breve historia
”, comenta la profesional.

·
Hacer que el niño no vea que la lectura es algo obligatorio, sino que es algo
que es parte de la vida de la familia.

· Las
visitas a la biblioteca son importantes para que se familiarice con el ambiente
y pueda adquirir el hábito de poder leer con asiduidad.

· Una
manera estimulante es regalarle un libro como premio. “Cada vez que el menor
haga algo bien, en vez de premiarlo con dulces o juguetes se le puede regalar un
libro para que comience a tenerle afecto
”, aconseja la especialista.

· Los
libros tienen que ser de temas afines al niño. “De nada sirve estimularlo con
una lectura que no es acorde a su edad.

Si le gustan los dinosaurios o los
coches es poco probable que no despierte interés al escuchar la historia”
,
recomienda la profesional.

· Hay
libros con texturas, fragancias y música. Son maneras interesantes de incluir a
los más pequeños e introducirlos en el mundo de la literatura.

· Si
no hay libros en casa, procurar que lean revistas, periódicos o artículos en
Internet. “Hay muchas maneras posibles de acercarlos a la lectura aunque no
se disponga de un libro a mano
”, opina Ramírez.

Ventajas
comprobadas de leer desde temprana edad:

· El
niño tiene un mejor control de la comprensión y del análisis de texto

·
Enriquece su vocabulario y lo amplia

·
Tiene menos faltas de ortografía que otros niños

·
Estimula la imaginación y creatividad

·
Posee más conocimiento, lo cual le da más poder para desarrollarse

· Se
mejora el conocimiento del idioma

· El
niño se expresa mejor

·
Favorece el rendimiento intelectual general

· Es
una forma saludable de entretenerse

·
Facilita el análisis reflexivo lo cual hace a la persona más independiente

·
Amplia los horizontes y la cultura.

Tips para
recordar:

·
Predicar con el ejemplo. Si el niño ve que los padres leen o tienen libros en a
casa, será más fácil el aprendizaje.

·
Llevarlos de paseo a la biblioteca para que puedan ver la cantidad de libros y
temas disponibles

· Cada
vez que se quiera premiar al pequeño, en vez de juguetes se le puede regalar un
libro

· El
menor debe asociar la lectura con algo placentero y no con una obligación.


¿Tu hijo no quiere estudiar?
Inscríbete ahora
en nuestro curso gratis Ayúdame a entender cómo estudiar