Cómo enfrentar las malas rachas

Mantener la calma en situaciones de extrema tensión no es nada sencillo. Sin embargo, cuando uno de los dos miembros de la pareja está atravesando un mal momento lo mejor es conservar la tranquilidad y no perder la paciencia

Los problemas personales ya sean afectivos o económicos afectan a la relación de pareja. Tarde o temprano los inconvenientes de uno repercutirán en el otro, por lo que es conveniente enterarse muy bien de lo que ocurre para poder resolver las dificultades que van surgiendo.

“Una persona con muchos problemas en su vida tendrá normalmente una postura negativa, pensamientos recurrentes que harán daño constantemente y lo único que lograrán será tener una visión oscura que no ayudará a salir del problema.

La pareja lo que tiene que aportar es una mirada positiva por más complicado que parezca, dar ánimo y no dejarse amedrentar por las malas noticias. El tener inconvenientes hace que se pierda lucidez y se distorsiona la realidad.

Es posible que exista una salida y que no se esté viendo debido a lo negativo de la situación”, sostiene la socióloga española Leire Vallejos.

Algunas sugerencias que pueden aportar un aire nuevo pueden ser las siguientes: salir del ambiente en donde se está muchas horas. Es una buena manera de cambiar de aire y de ver las cosas desde otro lugar y otra perspectiva.

A veces, tomar un poco de aire ayuda a distanciarse de los conflictos y verlos con otros ojos. Mantener el hogar relajado y gratificante.  Es fundamental poder compartir una actividad que ayude a relajar.

Los deportes o las tareas relacionadas con el tiempo libre son las más adecuadas para poder liberar tensiones. “Delimitar el tiempo que se invertirá en hablar del problema en cuestión es importante.

Lo mejor es dejar que éste no entre en el hogar, pero como es imposible que esto ocurra, lo mejor es poder desahogarse con la pareja, pero no comentarlo en exceso. Lo mejor es disponer de unas horas para intentar hallar una solución y luego dedicarse a otras cosas.

Es la única manera saludable de poder avanzar y tener la mente más despejada para poder encontrar una salida positiva”, comenta la profesional. Enfrentar el inconveniente es lo más adecuado en estos casos.

“El intentar esconder lo que pasa y hacer de cuenta que no existe es lo que suele hacer en primera instancia. Lo fundamental es que la pareja pueda hacer que se enfrente el momento de crisis de una manera positiva y con el valor que se requiera”, continúa diciendo Vallejos.

No hay que olvidar que para poder solucionar los inconvenientes hay que mantener un buen equilibrio emocional y una visión positiva de la realidad por más dura que ésta sea.

“El descanso es clave para poder concentrarse en hallar la salida. Una mente demasiado cargada de pensamientos negativos no está sana para afrontar las crisis que puedan llegar a aparecer en el camino. Hay que poder tomar distancia y relajarse”, explica la especialista.

Solucionar los conflictos no es fácil, sobre todo si se sucede uno tras otro. La compañía es el mejor respaldo que se pueda tener para no perder la fe. El sentirse apuntalado es clave para poder resistir los embates que surjan.

“Hay personalidades que son muy difíciles de manejar y en situaciones negativas se deprimen mucho. Cuanto antes se pueda salir de este entorno mucho mejor y solamente se logra manteniendo una actitud positiva.

Si los dos miembros de la pareja se sienten inmersos en un clima hostil y desesperanzado será mucho más complejo recuperarse. Por tal motivo, uno de los dos tiene que tener la suficiente fuerza para sobrellevar la crisis”, finaliza diciendo la profesional.

Si te han dejado, ¡deja de sufrir y haz algo para recuperar el amor! Para ello, puedes comenzar conociendo las técnicas que encontrarás en los libros “Como recuperar a tu hombre” y “Como recuperar a tu mujer”