Cómo enfrentar las injusticias laborales

¿Cómo enfrentar las injusticias en el trabajo sin condicionar la estabilidad laboral? Sugerencias para afrontar convenientemente los obstáculos sin temor a ser censurado
  
  


El
acoso sexual, la falta de respeto, los malos tratos y la
discriminación son
algunos de los factores que más inciden y de modo negativo en la vida laboral de
una persona.


Aunque no siempre es fácil establecer un límite por miedo a perder el trabajo,
es conveniente que desde el principio se fijen normas claras sobre hasta dónde
es posible llegar.


Que se sea un empleado no significa que haya que acatar todas las
injusticias
que van surgiendo en el camino.


Consejos para enfrentar las injusticias laborales


Siempre que exista un conflicto latente, lo más apropiado es hablarlo en el
momento en que ocurre. “Es la mejor manera de afrontar los inconvenientes
antes de que se origine una crisis.

Con respeto todo es posible comentarlo y no importa que el receptor del
mensaje sea el jefe o el superior. Para funcionar bien en el trabajo, sentirse
valorado y respetado es fundamental
”, sostiene la Directora de Recursos
Humanos, la  española Ingrid Vilaró Muñoz.


La falta de espacios de comunicación no solamente dificulta las relaciones sino
el rendimiento en el trabajo. “Dejarse estar y callar las situaciones
conflictivas solamente hace que la persona vaya consumiéndose por dentro, y cada
día vea mermada su habilidad para desarrollar sus tareas
”, relata la
especialista.


En los casos más extremos, si hablando con la persona involucrada las
circunstancias no mejoran, la mejor de las opciones es la de sentar una queja
formal.

“Nunca es conveniente quedarse con la impotencia dentro y sin decir lo que
está ocurriendo porque esto dará pie a que vuelva a manifestarse el abuso
”,
comenta la profesional.


Intentar no interiorizar los problemas en el trabajo en exceso es fundamental
para que el conflicto no se convierta en el centro de la vida de una persona.
“El trabajo es una parte importante del ser humano, pero no es todo.

Dentro de lo que está al alcance de cada uno, lo mejor es hacer el trabajo lo
mejor posible para que no haya motivos de pelea e intentar dejar en el ámbito
laboral los problemas y no llevárselos al hogar.

Esta actitud sumada a enfrentar los problemas sin necesidad de levantar la
voz ni llegar a una discusión son dos cartas que asegurarán el éxito y la
supervivencia en un medio hostil
”, recomienda Vilaró.


¿Cuáles son las injusticias que más desmotivan al trabajador?


– Superiores que no valorar el desempeño ni aceptan sugerencias

– Jefes que siempre critican, pero nunca motivan mencionando los logros

– Mal carácter de superiores y compañeros, irritabilidad, falta de respeto e
intolerancia

– Encargados implacables que no saben entender cuando se les menciona un
problema personal o una necesidad muy puntual para ausentarse

Tú puedes (y debes)
organizar el futuro de tu carrera profesional. Este
curso gratis
de
Planificación de tu
Carrera Profesional
te ayudará a lograrlo
.