Cómo encontrar a la mujer de tus sueños con el Messenger

Guía para encarar las conversaciones instantáneas en vistas de conseguir citas cara a cara...

Conseguir una cita online persona a persona se trata simplemente de comunicación. Mientras más rápida y sencilla sea la comunicación, menor será el tiempo que le tome conseguir una cita. Por suerte, los sitios de encuentros ofrecen maneras rápidas de hallar a la mujer en la que está interesado.

En algunos sitios de personales, por ejemplo, usted puede enviar a una mujer un mensaje, que es una forma inocente de hablar sin la necesidad de escribir un mail entero.

En otros, podrá enviar un "rompehielos". Otros, ofrecen la posibilidad de poner a las mujeres en una "lista caliente" para que sepan que está interesado en ellas.


A decir verdad, estos métodos son mucho más efectivos que el clásico e-mail a la hora de conseguir citas.

Sin embargo, la última novedad en contactos online es el Mensaje Instantáneo, más conocido como Messenger.


Coqueteo online en tiempo real


El messenger es la mejor manera de iniciar un contacto mientras está conectado. ¿Por qué? Porque le da la posibilidad de ser la persona que siempre quiso ser.


Por ejemplo, puede que usted siempre haya sido demasiado tímido como para acercarse a una mujer en un club.

Bien, usando el mensajero instantáneo todas esas barreras desaparecen. El messenger es como una inyección instantánea de valor.


Usted puede ser suave, calmo y simpático sin límites. Y también puede ser espontáneo. Después de todo, el mensajero le permitirá mantener conversaciones en tiempo real. Por eso es que el mensaje instantáneo es tan popular.


La mayoría de los sitios de encuentro
s ofrecen un sistema de mensajería. Pero no se tire de cabeza a la pileta sin saber si está llena. Primero, conozca algunas reglas básicas que harán de su experiencia en el messenger algo muy gratificante.


Regla 1: Haga la tarea antes de iniciar el contacto


El primer mensaje instantáneo que envíe a una persona debe ser ganchero, interesante y, sobre todo, debe hacerle morder el anzuelo. Para lograr esto, usted debería saber algo de esta persona.


Asegúrese de haber leído la información personal de su contraparte antes de iniciar el contacto. Allí, podrá encontrar algo que le llame la atención o algún punto que ambos tengan en común. Por ejemplo, si ella menciona que es graduada de la Universidad
X, justo igual que usted, ésa sería una excelente manera de presentarse.


Y si no encuentra ningún punto en común, no desespere; no todo está perdido. Busque en su información algo que le interese y pregúntele sobre ello.


Una buena manera de empezar siempre una conversación es diciendo lo siguiente: "Hola, leí tu información personal y encontré algunas cosas muy interesantes, sobre todo cuando hablas sobre tu carrera. ¿Puedo hacerte una pregunta muy corta?


Si su respuesta es "Si" (y 99 veces de 100 es así), usted habrá puesto un pie del otro lado de la puerta. Le han invitado a subir a tomar el café. Y ahora todo depende de usted.


Pregúntele algo que esté directamente relacionado con lo que leyó en su información personal. Si ella responde, y después le hace una pregunta a usted, la carnada ha funcionado. Ella está interesada en hablar con usted.


También puede iniciar el contacto con las siguientes introducciones:

· Un cumplido estruendoso: "Hola, acabo de leer tu información personal y vi que tienes una sonrisa cautivante." Deje el mensaje ahí y espere por su respuesta.

· Hágale una pregunta: "Hola, veo que vives en la zona norte de la ciudad. ¿Conoces el Café de Juan? Una vez más, deje el tema ahí y espere por su respuesta.

· Use el sistema de encuentros del Web site para lograr credibilidad: "El sistema de elección de compatibilidades del sitio me envió tu nombre como posible candidata. ¿Qué piensas? ¿Somos compatibles?

Una vez que la conversación a superado la etapa inicial, es tiempo de realizar un importante trabajo de campo.

Regla 2: No sea bocón. Sea ameno, gracioso y breve

¿Alguna vez tuvo una pesadilla en la que estaba sentado frente a una mujer que no dejaba de parlotear cual cotorra amaestrada? Pues bien, en el mensajero ocurre lo mismo.


El messenger es como tener una conversación cara a cara con una mujer, con la diferencia de que ocurre a través de una pantalla de computadora. Pero si usted resulta pesado y aburrido, ella lo arrojará al igual que a una colilla de cigarrillo.


Sus oraciones deben ser cortas, dulces e ir al grano (directas). Deben contener una llama que la mantenga interesada. Trate de imaginarse que ambos están hablando en un club.


Las palabras que salen de su boca deberían ser cortas y comunicativas. Eso es lo que se debe hacer para mantener a una mujer interesada en la mensajería instantánea.


Deberían haber muchas frases del tipo "¿Cómo están yendo las cosas? … ¿Cómo va el trabajo? … ¿Tienes planes para el fin de semana? … "La otra noche fui a tomar unos tragos con mis amigos y…"


La conversación se puede desarrollar desde ahí, y volverse más profunda. Será inevitable, pero volverá las cosas más estructuradas.


Regla 3: Muestre sus encantos, pero con sutileza


Usted es un vendedor. Y las mejores ventas se logran con la sutileza. Existe una resistencia natural que la gente edifica cuando piensan que alguien les está intentando vender algo.

En el messenger pasa lo mismo. Si usted expone ante una mujer una serie de frases hechas terminará haciéndola enojar, y lo que es peor, tal vez lo bloquee en su lista de contactos. Así que sea sutil.


A la mayoría de las mujeres les agrada que las halaguen. Cuando hable con una mujer a través del mensajero, elogie su fotografía (siempre que tenga una publicada en su información personal). Diga algo como: "Estoy mirando tu foto. Muy linda. ¿Tienes ojos azules?"


Trate de medir su actitud a través de las respuestas. Si suenan positivas e interesadas, siga con: "Por si acaso, ¿tienes más fotografías para enviarme por e-mail? Me encantaría ver más imágenes…"


Un medio para un fin


Siempre téngalo presente, el mensajero es un medio para un fin. Y ese fin es conseguir una cita.


Cuánto le tome en conseguir una cita verdadera dependerá del progreso de sus conversaciones en el mensajero.

Se cree que, al menos, se necesitan dos sesiones de mensajes para comenzar una conversación o coqueteo más serio, como una charla telefónica.

Y considerando que a la mayoría de las mujeres les gusta hablar por teléfono, serán las primeras en pedírselo. Claro está, que unas pocas y buenas conversaciones telefónicas lo llevarán a la tan preciada cita real.


Una cosa más: la personalidad que usted refleje en el mensajero debe ser la misma que en las conversaciones telefónicas. La consistencia es la llave para pasar las fases.


¿Quieres saber los Pasos para Conseguir a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.